Analista político Hernán Chaparro.
Analista político Hernán Chaparro.

Al hablar sobre el Partido Popular Cristiano (PPC) y el Apra, que perdieron su inscripción electoral tras los últimos comicios generales, el analista manifestó que pareciera el fin de una serie de grupos políticos, pero en política nunca se cierra exactamente la puerta.

“Digamos el fin de toda una serie de grupos y hay que nombrarlos. O sea, el Apra está prácticamente fuera del espacio político; el PPC, lo de Lourdes Flores ha sido una suerte de despedida, pero a pesar de eso, yo creo que en política nunca se cierra exactamente la puerta, sino se deja un poquito entreabierta. Entonces, hay allí eventualmente alguna luz de cosas que se pueden reactivar, pero creo que, institucionalmente, es un poco más complicado”, manifestó.

LEE: Violeta Bermúdez ve falta de respeto en el ambiente político

Anotó que luego del proceso electoral, el centro político se ha destejido, y la derecha que hoy tiene presencia política es más conservadora, más populista y más violenta que la derecha que hemos conocido en el Perú.

“Lo preocupante es que, en este proceso de cambios, el centro político se ha destejido, ha perdido eje, y, por el lado, de la derecha lo que ha aparecido es una derecha más conservadora, respecto a lo que venía siendo la derecha peruana… El tema es que es más conservadora, más populista y más violenta, y ese coctel es complicado”, precisó.

SOBRE CASTILLO Y CERRÓN

En otro momento, Chaparro que habrá tensiones entre el presidente Pedro Castillo, y el líder Perú Libre, Vladimir Cerrón.

“La relación de Castillo con Cerrón es complicada porque Cerrón va por todo. (Cerrón) es muy ambicioso, se nota, aparte de sus problemas judiciales también, pero lo cierto es ¿quién va a apoyar a Castillo en los debates en el Congreso o en la calle? Tiene un escenario ahí complicado (Castillo)”, acotó.

Agregó lo siguiente: “Castillo va a mantener esta tensión ahí flotando con Cerrón hasta que llegue a ser presidente, una vez que lo nombren, ya tiene poder en el Ejecutivo, y teniendo poder en el Ejecutivo, debería tener mayor capacidad de negociación. Y ya tiene poder, ya es el presidente… Hay ahí algo de intenso, y entiendo que en los grupos que hay, de apoyo, estas dinámicas se reproducen”.

Finalmente, Chaparro se refirió al Congreso que acaba de terminar sus funciones: “Su comportamiento fue el de terminar defendiendo posiciones bien de nicho, y pudo haber hecho tres cosas sencillas de sentido común, como lograr terminar la reforma política o apoyar al gobierno de transición, y prácticamente ninguna se hizo”. (Con información de Ideeleradio)

TAMBIÉN: “Pedro Castillo es el primer educador público que llega a la Presidencia”