Historias Nunca Contadas: ¿Dónde está el resto de la coima en el tren eléctrico?

El periodista de investigación Miguel Ramírez nos trae un nuevo artículo en  Historias Nunca Contadas. Esta vez conoceremos importantes revelaciones sobre los tramos 1 y 2 del Metro de Lima.

Metro de Lima
Metro de Lima
Metro de Lima

Por: Miguel Ramírez / Periodista de investigación

Keiko Fujimori en el banquillo de los acusados, Susana Villarán a punto de ser detenida, Pedro Pablo Kuczynski impedido de salir del país, los esposos Ollanta Humala y Nadine Heredia estuvieron presos y les quitaron su casa. Ante todo lo ocurrido, muchos peruanos se preguntan: ¿Y Alan García?

El expresidente García parece tener una buena estrella. Hasta el momento, no pesa sobre él ningún tipo de restricción. Entra y sale de Lima a Madrid como Pedro en su casa.

Sin embargo, fuentes del Ministerio Público aseguran que el fiscal José Domingo Pérez está armando un prolijo caso –similar al de los aportes recibidos por Keiko Fujimori– que comprometería al líder aprista con los sobornos que pagó la empresa Odebrecht por los tramos 1 y 2 del Metro de Lima, realizados durante su segundo gobierno.

La pesquisa entró en ebullición luego de la declaración de Carlos Nostre, el exdirectivo de la compañía brasileña que se encargó del contrato de esa millonaria obra pública.

Cuando fue interrogado, hace unas semanas en Brasil, Nostre soltó un misil: dijo que la empresa había entregado una coima total de US$24.4 millones, suma superior a los US$11 millones encontrados en las cuentas de los cuatro exfuncionarios presos.
La pregunta es: ¿dónde están y quién tiene los restantes ¡US$13.4 millones!?

Nostre afirmó que desconocía si Alan García recibió algún soborno, pero dijo que quien podría responder por el destino del resto de la coima es Jorge Barata, el exmandamás de Odebrecht en Lima.

Al parecer, Nostre no quiso hacerse problemas y le pateó la pelota a Barata. Pero su función fue clave, él se encargó de buscar y sobornar a los principales funcionarios encargados de la ejecución de esa millonaria obra pública.

Jorge Cuba –uno de los funcionarios coimeados y que ahora postula como colaborador eficaz– narró al fiscal Pérez lo que hizo Nostre: “Me indicó que quería un apoyo para que el proyecto caminara, en los plazos previstos (…) que no me preocupara por lo demás, porque su jefe Jorge Barata venía trabajando directamente con el presidente Alan García para el apoyo correspondiente”.

Dijo más: “Carlos Nostre me indicó que ellos trabajaban en dos segmentos. El segmento de los operadores políticos y el segmento de los operadores funcionales (…) En el primer bloque, como me lo mencionó Carlos Nostre, Jorge Barata trabajó con el presidente Alan García”.

De hecho, ahora el testimonio más esperado por el fiscal José Domingo Pérez es el de Jorge Barata, el amigo preferido del exmandatario, con quien viajaba continuamente al interior del país y una vez a Brasil, y lo visitó 16 veces en Palacio de Gobierno.

Habrá que esperar que Barata cante la canción completa, pues hasta ahora no ha dicho nada comprometedor sobre su otrora amigazo Alan García. ¿Qué secretos se guardan ambos? Nos vemos el otro martes.

Ir a portada