Tribunal Constitucional. (Foto: GEC)
Tribunal Constitucional. (Foto: GEC)

El Congreso está por asestar un duro golpe y entre mañana y el jueves elegirá a nuevos miembros de esa entidad, que reemplazarán a los que ya terminaron su mandato. Son en total quince los candidatos seleccionados por una cuestionada comisión evaluadora.

MIRA: Dina Boluarte califica de ‘irresponsable’ al Congreso

Se trata de una farsa, pues los parlamentarios que promueven ello no tienen autoridad moral para hacerlo y solo les quedan tres semanas para que se vayan a sus casas.

Lo que es peor, los postulantes con mayores posibilidades para ser tribunos no precisamente son conocidos por su probidad, sino por sus sintomáticos antecedentes y vinculaciones con partidos políticos.

Para muestra un botón: dos de los principales candidatos intercambiaron ¡183 diálogos telefónicos! con magistrados del caso de Los Cuellos Blancos del Puerto, la organización de jueces corruptos que controlaba varias instituciones judiciales y electorales.

Ellos son Fernando Calle (67), quien ocupa el primer puesto en el cuadro de méritos, y Vicente Walde (71). De acuerdo con una prolija y documentada investigación de la periodista Karem Barboza, del diario El Comercio, ambos se comunicaron en reiteradas oportunidades con César Hinostroza, Pedro Chávarry, Wálter Ríos, entre otros conspicuos procesados por ese caso.

Calle y Walde, por cierto, son militantes del Apra, un partido político que durante décadas se caracterizó por manejar los hilos de organismos judiciales claves, y que ya había perdido influencia en ellos tras el suicidio de su líder Alan García.

Uno de los ‘méritos’ de Walde cuando era vocal supremo fue agredir verbalmente a dos policías que le reclamaron por estacionar su auto en un lugar que estaba prohibido. ¿Saben qué respondió cuando en la evaluación le preguntaron sobre ese hecho? “Tengan la seguridad de que no volveré a hacerlo”, contestó orondo.

Otro militante aprista que podría ser elegido es María del Pilar Tello (76), quien en el año 2001 postuló al Congreso por ese partido. Durante su segundo gobierno, Alan García la nombró como presidenta del Instituto de Radio y Televisión.

También está un candidato que ha pasado casi desapercibido: Aarón Oyarce Yuzzelli (46), a quien varias fuentes lo vinculan con José Luna Gálvez, el líder del partido Podemos Perú, quien hoy es procesado también por sus vínculos con Los Cuellos Blancos. Luna, quien ha sido electo congresista para el período que empieza el 28 de julio, tenía una red de contactos en la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

Durante muchos años, Oyarce fue vicedecano de la Universidad Peruana de las Américas, uno de los centros universitarios ‘truchos’ que no pudo obtener el licenciamiento de la Sunedu.

Lo que está por ocurrir es gravísimo. El TC tiene como su principal función defender la Constitución, la misma que pretende ser petardeada por el candidato presidencial Pedro Castillo, quien impulsa una ilegal Asamblea Constituyente para cambiarla totalmente. Tiempos aciagos se vienen para el país. Nos vemos el otro martes.