Keiko Fujimori también dijo que no ha conversado con su familia y su padre sobre la posibilidad de pedir un indulto para este último al presidente Castillo. (Foto: Renzo Salazar / GEC)
Keiko Fujimori también dijo que no ha conversado con su familia y su padre sobre la posibilidad de pedir un indulto para este último al presidente Castillo. (Foto: Renzo Salazar / GEC)

La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, dio a conocer el estado de salud de su padre, el ex presidente de la República, Alberto Fujimori, y comentó que el problema en el corazón que aqueja al exmandatario se agudizó. Por ello, según dijo, se aprobó realizar “otro tipo de medidas”.

“El estado de mi padre es delicado. Su problema en el corazón se ha agudizado. Por ese motivo fui a la clínica hoy para dar mi consentimiento para otro tipo de medidas. Él ya dio el suyo también. La junta de cardiólogos decidirá los siguientes pasos en las próximas horas”, comentó Keiko Fujimori a través de Twitter.

El viernes 1 de octubre, Alberto Fujimori, quien cumple prisión en el penal de Barbadillo, en Ate, fue trasladado a una clínica en Lima por presentar una obstrucción a las arterias coronarias y fibrilación articular paroxística producto de un descenso en la saturación de oxígeno en la sangre.

“Expresidente Fujimori fue anoche evacuado de emergencia a Clínica Centenario por serio problema de saturación de oxígeno, según entiendo, que no superó pese a atención en EP (Establecimiento Penitenciario) de Barbadillo”, manifestó el abogado del ex jefe de gobierno, César Nakazaki, mediante redes sociales.

Ante ello, Alejandro Aguinaga, médico de cabecera de Alberto Fujimori, reveló que la afectación era un problema “recurrente” en los últimos meses. “Se le trasladó anoche a una clínica. Estaba desaturando. Últimamente, hace por lo menos unos cuatro meses tiene momentos en que le baja mucho la saturación y está prácticamente oxígeno-dependiente al término de la tarde”, precisó Aguinaga.

En ese sentido, apuntó que los descensos en la saturación de oxígeno son atendidos por las enfermeras del penal de Barbadillo, sin embargo, según dijo, cuando el incidente se prolonga se ve en la necesidad de ser trasladado a una centro de salud especializado.

Anteriormente, Keiko Fujimori agradeció a sus seguidores por las muestras de preocupación hacia el estado de salud de su padre. “Agradezco la preocupación y solidaridad por el estado de mi padre. Gracias a que se tomaron medidas inmediatas, él ya está estabilizándose y continúa bajo monitoreo estricto en la Unidad de Cuidados Intermedios. Le están realizando una serie de exámenes para tomar decisiones”, manifestó.