Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Mercedes Aráoz: ‘Fujimori tenía popularidad, cerró el Congreso, abusó del poder y terminó en la cárcel’ | ENTREVISTA

Vicepresidenta Mercedes Aráoz aconsejó al presidente Martín Vizcarra a no caer en el populismo y ser un jefe de Estado.

Mercedes Aráoz
Mercedes Aráoz
Mercedes Aráoz

POR: OSCAR TORRES

Semana muy difícil para el gobierno. Más allá de estar a la espera de la respuesta del Congreso sobre el adelanto de elecciones, es evidente el distanciamiento del presidente Martín Vizcarra con la vicepresidenta Mercedes Aráoz, quien habla de todo en esta entrevista.

Vicepresidenta, se comenta mucho que usted es la carta del fujimorismo y el aprismo para asumir la presidencia si Vizcarra es vacado, ¿qué tiene que decir?
Eso es falso, porque primero yo estoy en contra de la vacancia. Pienso que no hay ninguna razón objetiva para vacar al presidente y, segundo, no creo que haya tenido la mejor de las relaciones con el fujimorismo. Ustedes me han visto hasta los últimos momentos del conflicto frente a ciertas posiciones políticas en el Congreso, discutiendo con ellos fuertemente.

Pero esa figura sí se podría dar legalmente.
Está en la Constitución, pero yo lo que creo es que debemos, ambos, tanto el Legislativo como el Ejecutivo, continuar hasta el 2021 cumpliendo nuestro mandato constitucional y, en segundo lugar, armando una agenda consensuada de gobernabilidad para el Bicentenario.

Hablando con sinceridad, ¿no le gustaría encabezar un gobierno de transición que calme la tormenta política y convoque a elecciones el 2021?

No, tiene que ser el señor Vizcarra, como presidente de la república, el que cumpla ese deber político porque para eso le han dado la función de presidente. Él debe ser el que avance esa agenda de gobernabilidad para llegar bien y sanos al 2021.

Entrevista Mercedes Aráoz/ Video: Trome

PEDRO OLAECHEA

¿Comparte la opinión del presidente del Congreso, Pedro Olaechea, quien dio a entender que Vizcarra no gobierna?
Yo creo que fue una frase desafortunada de mi colega, el señor Pedro Olaechea. Pienso que pudo decir lo mismo en otra forma para invitarlo al diálogo.

Sus críticos la califican de ambiciosa y oportunista, ¿qué responde?

Yo fui electa por el pueblo. Yo fui electa en la misma plancha presidencial que el señor Martín Vizcarra, con los mismos votos y también fui electa como la mujer más votada del Perú. Por ese pueblo yo me debo. Aquí no hay ninguna clase de oportunismo.

¿Es verdad que le molestó que el presidente hablara de Bagua, lo que muchos calificaron como un mensaje para usted?
Primero, no tengo ninguna responsabilidad sobre el tema de Bagua, en tanto a eso, no me siento aludida. Pero el presidente sabe, además, cómo han sucedido los hechos, entonces, decirlo era inoportuno.

¿Cuándo se rompe su relación con el presidente?

Definitivamente, no me ha hablado más formalmente desde que tomé la decisión de renunciar a la bancada, que fue una decisión muy pensada de mi parte. La traté de evitar hasta los últimos días, pero hace meses que estoy ya cansada de que ciertas personas hablen en mi nombre, diciendo que la bancada opina, cuando nosotros no opinamos igual.

O sea, ¿no se hablan?
No, ya no.

DESPIDOS

¿Qué significa que Palacio haya despedido a su asesor más cercano y gente de su entorno?
Me sorprende, porque me parece un acto hasta de atropello. Sobre todo, atacando el lado más débil de la cuerda. O sea, yo puedo aguantar que digan ‘Bagua y cosas así’, pero lo que no, es que afecten a los trabajadores.

Diversos analistas sostienen que Vizcarra nunca le tuvo confianza, ¿cuál ha sido el motivo?

Bueno, yo no entiendo por qué no me tiene confianza. Yo siempre fui su amiga y fui leal. Inclusive, por encima de las cosas que pasaron durante el cambio entre el presidente Kuczynski y el presidente Vizcarra, por el bien de mi país he sido leal, he actuado en defensa de los intereses que el Gobierno planteaba.

El presidente ha ratificado en ‘Hildebrandt en sus trece’ que el adelanto de elecciones es necesario, porque con este Congreso no se puede trabajar.

Lamentablemente, no sé por qué dice eso, porque yo creo que el Congreso ha estado bastante sometido a sus acciones y pedidos durante todo el año pasado. O sea, hemos hecho las reformas judiciales, faltan algunas por supuesto, hemos avanzado en las reformas políticas y en el tema económico se han sacado bastantes normas. Se aceptaron todos los decretos legislativos que él mandó. Quiero preguntar: ¿dónde está el trabajo no hecho por el Congreso en este último año o año y medio que él está ahí? El Congreso no ha sido el mismo Congreso que tuvimos en la etapa de Pedro Pablo Kuczynski.

Algunos críticos del fujimorismo coinciden en señalar que todo esto se debe a la venganza de Keiko por haber perdido las elecciones, ¿está de acuerdo?
Lo que pasó con Keiko ante la pérdida de elecciones fue lo que sucedió con Pedro Pablo Kuczynski, porque había una caja de Pandora, que fue el hecho de pedir la vacancia del jefe de Estado y generar todo este desorden en el año y medio que fue la gestión del presidente PPK. Parte de la culpa también la tendríamos nosotros, que éramos de ese equipo inicialmente, pero reconocemos nuestros errores, sin embargo, eso generó lo que no debió generarse. En nuestra Constitución no existe la revocatoria de los presidentes. Y al revocar a un presidente, ahora se puede jugar a la vacancia y se puede jugar al cierre del Congreso. Eso es riesgosísimo.

¿Qué cree que va a pasar si el Congreso no debate el proyecto de adelanto de elecciones?

Es que yo no creo que no lo debata. Lo que pasa es que hay que reconocer los plazos que tiene el Congreso. El presidente tenía el derecho constitucional de mandar un proyecto de ley, pero también tienen que reconocerse los usos y modos que tiene el Congreso. Plantear que sea en agosto, cuando no se habían instalado las mesas (las comisiones) y es lo habitual que se demore prácticamente un mes el proceso de la instalación de mesas... Vayan a la historia reciente. No significa que no haya voluntad de diálogo.

El presidente ha dicho que en todos los lugares del país, la gente le pide que cierre el Congreso. ¿Lo hará?
Me parece que tiene que ser cuidadoso. Porque una cosa es ser popular como presidente, y puede ser muy popular el hecho de que ya se sembró la idea de que hay que cerrar el Congreso. Pero cerrar el Parlamento terminaría llevando a un presidente que es popular a ser populista, y él tiene que ser un jefe de Estado. Él tiene que pensar como estadista, antes que pensar en un tema de popularidad solamente.

En el año 92 también el pueblo le pedía a Alberto Fujimori que cierre el Parlamento. No habría diferencias en ese sentido. ¿Qué pasaría, en el caso de hacerlo Vizcarra?
Mi temor, no digo que sea Vizcarra, pero es el antecedente que se genera. Es cierto, pues, en la época de Fujimori todo el mundo le pedía que cierre el Congreso. Era muy popular ese pedido y tenía creo más del 90 % de aceptación, pero ya nos sabemos la historia que sucedió después. O sea, el presidente Fujimori tomando el poder por muchos años y que luego en el abuso de ese poder terminó en la cárcel.

PPK

¿Le pareció un abuso el pedido de prisión para PPK?
Totalmente y lo dije. Me pareció hasta ensañamiento.

Para usted, ¿Keiko está presa injustamente?

Yo creo que la señora Keiko Fujimori ha tenido aportes de campaña, y hasta ahora no he escuchado que los aportes de campaña -que en ese momento eran considerados no delito, sino falta administrativa- sean un acto de corrupción. Debe tenerse cuidado por cómo era la ley en el momento. La ley de aportes de campaña ilegales se ha aprobado recién, entonces, no podemos considerarlo de la misma manera.

¿Quién es el responsable del fracaso en Tía María?
Ahí hay una responsabilidad de los ministros. Los ministros que ven, uno, el tema minero propiamente dicho, y la responsabilidad era del ministerio de Energía y Minas. También del propio primer ministro (Salvador del Solar), porque está en sus funciones, con el viceministro de Gobernanza, el lograr que haya, antes de dar la licencia de construcción, la calma de la sociedad. Es trabajo de prevención de conflictos el que tiene la Oficina de Prevención de Conflictos, y no se ha hecho.

Las encuestas revelan que el presidente goza de alta aprobación, ¿a qué cree que se deba?

Es muy popular el presidente porque se enfrentó, y hay que alabarlo y yo lo apoyé en ese sentido, al fujimorismo de manera tajante y habló de una lucha anticorrupción que es totalmente necesaria en nuestro país y por eso también lo apoyamos, generar una reforma en el Poder Judicial que era totalmente necesaria y sigue siendo todavía, no la hemos terminado de producir esa reforma en su plenitud... y también en el tema de plantear una reforma política, para darnos una seguridad de cómo vamos a caminar en un proceso electoral nuevo.

Entonces, ¿por qué no adelantar las elecciones?
¿Nos vamos a arriesgar a adelantar elecciones sin haber concluido esa reforma política? ¿Qué clase de congresistas vamos a elegir? ¿Estamos seguros de que podemos elegir a las mejores personas sin saber siquiera sus planes de gobierno, porque vamos a entrar en un proceso electoral tan corto sin propuestas? Yo tengo temor de ese proceso electoral, digamos, hecho de manera tan acelerada.

La semana pasada le hice una entrevista al alcalde de La Victoria, George Forsyth, quien aparece primero en las encuestas para las presidenciales, y me dijo: “Este país necesita gente con pantalones”.
Bueno, y las mujeres también tenemos faldas. O sea, yo también puedo esperar que haya mujeres que participen en la competencia electoral en su momento. Que no necesitas ser hombre o mujer. Necesitas ser una persona que no solamente tenga firmeza, sino empatía con el pueblo y yo sí creo que nuestra población tiene que ser representada adecuadamente. Somos mitad hombres, mitad mujeres.

¿Usted cree que Vizcarra se quiere quedar en el poder?

Yo espero que no. Él dice que no y ha dicho que no va a renunciar justamente para cumplir con su mandato.

¿Cuál es su posición frente a la crisis y cómo salimos de ella?
Tiene que haber un diálogo, pero con compromisos. El diálogo no solamente es sentarse a conversar o a decir esta es mi posición y se acabó. Tiene que haber compromisos de las partes. Tiene que haber la voluntad de entender y ponerse en los zapatos del otro.

Gracias, vicepresidenta Aráoz, ojalá se acaben todos estos líos políticos por el bien del Perú y que exista una salida digna a estos graves problemas.
Así es y que tengamos la certeza de que, cuando yo digo que haya seguridad jurídica, un pequeño empresario sienta que no le van a cambiar las reglas del juego cada día que pasa, porque es la conveniencia de algún vecino que no lo quiere, o que no le vaya a incendiar su tienda, porque el vecino quiera poner la suya. Eso es lo importante.



Cargando siguiente contenido

Portada

var a = document.querySelector("#content_left_ads_d_top"), b = document.querySelector("#content_right_ads_d_top"), c = document.querySelector("#ads-desktop-zocalo1"), d = document.querySelector("#ads-desktop-zocalo2"); a && b && c && d && (c.appendChild(a), d.appendChild(b));