Pedro Castillo declaró ante la fiscalía en Palacio de Gobierno el pasado 28 de diciembre del 2021. (Foto: GEC)
Pedro Castillo declaró ante la fiscalía en Palacio de Gobierno el pasado 28 de diciembre del 2021. (Foto: GEC)

El presidente de la República, Pedro Castillo, dio versiones que “no resultan coherentes” al explicar los motivos por los cuales envió determinados mensajes de WhatsApp al excomandante general del Ejército, explicó el fiscal Ramiro González, quien fue el encargado de recoger su testimonio en Palacio de Gobierno.

LEE TAMBIÉN: Mesa Redonda: se reaviva fuego en galería a cinco días del gran incendio | VIDEO

“La razón por la que se ha considerado que (Pedro Castillo) debe ser investigado en el caso de los ascensos se genera a partir de recibir su declaración. El haber reconocido esas comunicaciones con el entonces comandante general del Ejército (José Vizcarra), haber pasado algunos nombres para oficiales que estaban en proceso de ascenso”, detalló el fiscal a RPP este miércoles.

Al ser consultado si es que las explicaciones que brindó el jefe de Estado fueron “inconsistentes”, Ramiro González dijo que a grandes rasgos podía indicar que no hubo coherencia.

“Hay aspectos que no podría detallar en una entrevista periodística, pero sí, en términos generales, diré que las versiones que da no resultan coherentes”, manifestó.

En la víspera, el Ministerio Público informó que la Fiscalía de la Nación abrió dos investigaciones preliminares contra Pedro Castillo. La primera carpeta es por la licitación del proyecto ‘Puente Tarata III’ (San Martín) en Provías Nacional y la licitación para abastecer de Biodiesel B100 a Petroperú.

El segundo caso es por una presunta injerencia en los ascensos militares. En este caso, se le atribuye los delitos de tráfico de influencias y patrocinio ilegal. En ambos procesos, se dispuso suspender los actos de investigación hasta que Castillo Terrones termine su mandato.

Ramiro González explicó sobre el testimonio de Pedro Castillo que el presidente aseveró que envió el nombre de un miembro del Ejército para consultar si es que estaba en proceso de ascenso alguien a quien consideraba cuestionable por un incidente en un vuelo en helicóptero hacia Puña.

“Envió el nombre de un oficial al entonces comandante general del Ejército, decía ‘comandante tal’ y reglón seguido, ‘para coronel’. Es decir, un grado inmediato superior. La inferencia que hace el Ministerio Público es que se trataría de una recomendación para el ascenso. Sin embargo, el señor presidente tiene una explicación distinta, que estaba consultando si esta persona iba a ascender a coronel, en términos de interrogación”, precisó.