Exministro de Relaciones Exteriores, Héctor Béjar.
Exministro de Relaciones Exteriores, Héctor Béjar.

Presten mucha atención. El exministro de Relaciones Exteriores, , señaló que el presidente de la República, , se encuentra rodeado por intereses y no por colaboradores, y agregó no le gustaría estar en la situación del jefe de Estado.

“Yo creo que Castillo es una buena persona, sigo pensando eso. Creo que no es fácil estar en el lugar en el que él está. Ese traslado desde un lejano pueblo de una lejana provincia del norte del Perú al centro del Ejecutivo no es una cosa fácil… No quisiera estar en su piel, porque todo el mundo lo rodea, todo el mundo lo acosa, todo el mundo le pide y está rodeado por intereses, no está rodeado por colaboradores”, manifestó el excanciller.

LEE: “Ruptura entre el Gobierno y Perú Libre solo es una estrategia”

Por tal motivo, Béjar sostuvo que el jefe de Estado debería tener un grupo de asesores que le ayudar a procesar y resolver los problemas de gestión de su Gobierno.

“Entonces, lo que él podría hacer es reunir una suerte de consejo consultivo, paralelo al Consejo de Ministros, que incluso podría asesorar al propio Gabinete Ministerial, una especie de Consejo de Estado, no habló del Consejo de Estado actual… Es decir, es la gente que resuelve los problemas, que los tramita, que los procesa, que habla a su vez con especialistas y que los países modernos tienen. ¿El Perú por qué no los tiene? Todo está hecho ya en el mundo, es cuestión de aplicar estas metodologías”, manifestó.

‘GRAN PRESIÓN’

En otro momento, Béjar precisó que cuando estuvo al frente de la Cancillería percibió una gran presión para el nombramiento de embajadores y esa gran presión es la que acosa al presidente Castillo.

“Yo lo que percibí cuando estuve en la Cancillería fue una gran presión para el nombramiento de embajadores, de todos lados. Y entiendo que el jefe de Estado está acosado por esa presión”, remarcó.

TAMBIÉN: Congreso: Califican proyecto de Juntos por el Perú como ‘mamarracho’

Señaló que, en líneas generales, el criterio que se aplica para poder nombrar a embajadores que no son diplomáticos de carrera es el de poner a los mejores como representantes del Perú, sin distinción política, y no bajo el supuesto de pagar favores políticos.

Finalmente, el extitular del Palacio de Torre Tagle afirmó que es una buena costumbre designar a un porcentaje de embajadores que no son diplomáticos de carrera aplicando el criterio de ‘poner a lo mejor que el Perú tiene sin distinción política’. (Con información de Ideeleradio)