PPK vive pesadilla por encierro en carceleta de la Prefectura | FOTOS

A PPK le subió la presión y lo examinaron su médico de cabecera y el cardiólogo. Detención es por diez días, pero pueden ampliarla a 36 meses en investigación de coimas de Odebrecht.

PPK

PPK la pasa mal en la Prefectura y tuvo que ser atendido por su médico de cabecera.

PPK la pasa mal en la Prefectura y tuvo que ser atendido por su médico de cabecera.

Su primera noche en la Prefectura de Lima fue una pesadilla y hasta le subió la presión. De ser un reputado banquero en Wall Street (Nueva York) y un funcionario público que escaló hasta la Presidencia de la República, Pedro Pablo Kuczynski (81) terminó durmiendo en la carceleta hasta la que trasladan a los acusados de corrupción.

Por su edad, a PPK le acondicionaron una oficina donde también estuvo detenida Keiko Fujimori, a quien justamente en el 2016 le ganó las elecciones presidenciales en segunda vuelta. El silencio y la soledad le permitieron pensar más sobre su complicada situación.

Su abogado, César Nakazaki, informó preocupado que ‘a las 8 de la mañana hubo un reporte de presión alta’. “Lo han venido a examinar sus médicos de cabecera, el cardiólogo”, expresó.

“Meses atrás, la clínica donde recibe atención médica recomendó que las diligencias se realicen con ‘prudencia’ por su edad y estado de salud”, indicó el letrado, quien confirmó que ha apelado la detención preliminar por 10 días, a la que consideró ‘arbitraria’. Dicho recurso debe ser resuelto el lunes próximo.

Por la tarde lo fueron a visitar la primera vicepresidenta de la República, Mercedes Aráoz, y la congresista Ana María Choquehuanca, quienes estuvieron en la Prefectura menos de una hora. En la noche llegó el exministro de Economía, Alfredo Thorne.

INVESTIGACIÓN

La situación de PPK se puede complicar. El abogado penalista Luis Lamas Puccio afirmó que podría terminar con una detención preventiva (de 36 meses) cuando se formalice investigación preparatoria en su contra.

“Además de lavado de activos, respecto a las transferencias, podría haber tráfico de influencias”, explicó, al indicar que el detenido pudo haberse aprovechado de su condición de funcionario público y de su experiencia adquirida en el ejercicio de la función pública.

SECRETARIA Y CHOFER

Gloria Kisic y José Luis Bernaola, secretaria y chofer de Kuczynski, respectivamente, pasaron ayer el control de identidad en el Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria. Ellos también afrontan prisión preliminar de 10 días y fueron detenidos la noche del miércoles.

Según el fiscal José Domingo Pérez, Kisic y Bernaola son personas de confianza y piezas clave en las transferencias de dinero de Kuczynski.

Además, ambos registran transferencias y operaciones bancarias de miles de dólares.

El exmandatario fue detenido el miércoles, en su casa de San Isidro, por orden del juez Jorge Luis Chávez Tamariz en la investigación que afronta por presunto delito de lavado de activos en el caso Odebrecht.

Ir a portada