Erick Iriarte, especialista en derecho digital, analiza la campaña presidencial. (Foto: José Rojas / El Comercio)
Erick Iriarte, especialista en derecho digital, analiza la campaña presidencial. (Foto: José Rojas / El Comercio)

Sobre troles y otros demonios en esta campaña por las Elecciones Generales Perú 2021. Erick Iriarte, especialista en derecho digital, observa la turbulenta , que esta vez tuvo las redes sociales como principal ventana. Al respecto, el abogado analiza la incursión de los candidatos en aplicaciones como y recomienda a los votantes no dejarse llevar por quienes ofrecen ‘instrumentos’ tecnológicos, sino ‘desarrollo’ a través de la tecnología. También da consejos para no caer en las trampas de las fake news.

Erick, ¿van siendo decisivas las redes sociales en estas elecciones?

Creo que ha sido fundamental para cuatro cosas muy concretas: Uno, divulgar ideas, porque los candidatos presentaron sus propuestas. Algunos de manera muy elaborada, con fotografías o videos. Dos, ha servido para que los indecisos conozcan más sobre las propuestas y por lo tanto puedan avanzar en la toma de una decisión. Tercero, les ha servido a los candidatos para afianzar sus propias redes. Cuarto, han utilizado las redes sociales como conferencia de prensa permanente para que los medios tradicionales tomen la información y lo pongan en vitrina.

Precisamente, que utilicen las redes sociales como una ‘agencia’ de información para los medios tradicionales es algo que presagiaste y recomendaste.

Sí. Y lo entendieron. La gente ve más televisión, escucha más radio o lee más periódicos que vivir conectada a Internet, viendo las discusiones en Twitter. Aquellos que han ido a la confrontación en redes sociales, han solidificado sus partidarios y allegados, pero también han conseguido que los indecisos digan: ‘no, este es un buscapleitos’.

TROME | Erick Iriarte sobre las Elecciones 2021 | ENTREVISTA
TROME | Erick Iriarte sobre las Elecciones 2021 | ENTREVISTA

¿La proliferación de fake news (noticias falsas) ha sido como te lo esperabas?

No hay regla para medir las fake news. Es decir, nadie estaba calculando si iba a ser 20, 50 o que el 80% de las noticias iban a ser falsas. ¿Si hubo fake news? Sí las hubo. No solamente noticias falsas, sino agresiones, ataques de parte de candidatos y partidarios. Como si la vehemencia y la discusión fuera quién grita más alto. Pero también quién confunde al otro, desde encuestas trucadas hasta falsas acusaciones. Ha habido toda la parafernalia.

Mira: COVID-19: Las cuentas anti-vacunas inundan las redes sociales con desinformación y ‘fake news’

La pregunta es, ¿la gente, el votante, quien toma la decisión, quien aún no sabe por quién votar, ha visto estas noticias falsas y las han tomado en consideración? Parte de la discusión sobre fake news ha sido, durante mucho tiempo, que el usuario es un usuario consumidor, que se cree todo lo que se le da. Pero el usuario es un votante que sabe discernir que toma decisiones.

¿Has visto algunas fake news a las que prestaste especial atención?

La clásica de estas épocas: las encuestas. Hay desde encuestadoras fantasmas hasta encuestadoras que ya no trabajan.

¿Cómo ves la incursión de candidatos en TikTok?

¿Recuerdas que hace algunos meses te dije que la gente no quería videos de gente graciosa bailando?

En otras palabras, haciendo el ridículo…

Así es. Quien ha tenido más éxito no ha sido el que hizo algo gracioso sino el que propuso soluciones. Pero tampoco podemos descartar de que algunos de estos videos pueden haberle servido al candidato para ganar algún tipo de afectación con el votante. También el voto, que es de conciencia, tiene una carga afectiva.

Yo he visto que ciertos candidatos han cruzado esa línea de lo divertido a lo ridículo, ¿tú también lo viste?

Mira, recuerdo el baile del ‘Chino’ algunos años atrás. O tomarse una cerveza en campaña. O vestirse del cholo sano y sagrado. Incluso, no comerse un chicharrón. Es parte de la parafernalia. En mucho de los casos se hace como parte de esa escenografía alrededor de las elecciones.

Algunos creen que repitiendo patrones de cosas graciosas van a traer tráfico, aunque probablemente haya gente que diga que tal candidato es gracioso, pero eso no atrae a un votantes.

Mira: Hernando de Soto se hace viral en TikTok por reacción ante sus críticos

En esta campaña también han sido protagonistas los trols…

Sí, ha habido una presencia activa, pero también las hubo en las elecciones parlamentarias de inicio del año pasado y las hubo en las elecciones del 2016. Han ido incrementado, claro, porque ahora hay más personas conectadas.

Claro, pero un tema es que yo sea partidario de un candidato y lo apoye y lo defienda, pero otra cosa es cobrar por hacer eso…

De hecho, muchos trols no son de pago, son gente que creen que están haciendo lo correcto. No hay una forma de medir cuántos son trols de pago y de no pago.

¿Pero sí hay un mercado negro de troles?

Sí. Sin duda. Y deberían ser reflejados en las cuentas, pero lo dudo.

¿Cómo se maneja este ‘mercado’ en el que se compra seguidores? ¿Cuánto cuesta, quiénes la administran, de qué país son?

En realidad, se llaman ‘granjas de trols’. Muchos hay en China, muchos hay en Europa del Este. Usar trols es contrario al espíritu democrático.

Han atacado mucho a periodistas que han sido críticos…

Ese es un problema, si tienes el trol que opina diferente del otro candidato, eso es un elemento, pero si lo que hace es comenzar a agredir, a atacar porque no te gusta la opinión del otro, terminas más en una vulneración a la libertad de expresión.

¿Cómo has visto las propuestas de los candidatos sobre el tema de la digitalización en Perú?

Mi conclusión es que, a pesar de ser un tema importante, el foco ha donde han ido es al tema de la conectividad. La conectividad es uno de los aspectos a considerar. El otro aspecto es si la gente sabe usar la herramienta. Si le coloco tablets a todos los niños, pero no les enseño a utilizarla, ¿entonces? Se crea un problema. Pero un problema mayor es que la oferta de servicios públicos -que debería ser la oferta del Estado- la mayoría está en español y tenemos un tercio de la población que habla otros idiomas nativos.

(Imagen: El Comercio)
(Imagen: El Comercio)

Creo que los candidatos han visto más la cosa tecnológica, el instrumento. Es decir, han dicho que van a poner conectividad, laptops, tablets, pero no han dicho para qué, cuál es el objetivo detrás, cómo las implemento en agricultura, en control de bosques, en control del agua. Es como si dijeran ‘tecnología’ y mágicamente se resuelve el problema. Esa visión la tienen la mayoría de los candidatos.

A los electores, y desde el punto de vista que conoces, el tema tecnológico, ¿qué deberían analizar en las propuestas de candidatos?

Tres componentes: un tema de conectividad, quién ofrece conectarte a internet. El tema de contenido, es decir la información que brinden, incluyendo los servicios públicos, lo que se llama el gobierno digital. Y, además, el desarrollo de capacidades en las personas, para que esa información que reciban le sea útil.

Nota: Mónica Delta sobre López Aliaga: “El último debate lo dejó en evidencia al enterrarse en una mala lectura de guion”

De qué me sirve ser quechuahablante y tener información del Estado en español. Este tema de inclusión digital tiene que entenderse desde la diversidad cultural en la cual estamos. Si alguien encuentra en las propuestas de algún candidato, no es la instrumentalización de la tecnología, sino el uso de la tecnología para el desarrollo, ese sería el candidato ideal.

¿Algún consejo para estos días de avalanchas de fake news, de encuestas falsas?

Mi principal consejo es que traten de validar todo tipo de información con una fuente oficial, que siempre tengan especial cuidado con eso. Aunque me preocupa el tema electoral, ahorita hay fake news sobre medicina, sobre vacunas. Es el tema donde todo deberíamos estar trabajando.

TE PUEDE INTERESAR: