Jony Rahal es un diputado venezolano que se encuentra en Perú en condición de exiliado político
Jony Rahal es un diputado venezolano que se encuentra en Perú en condición de exiliado político

Jony Rahal es un diputado venezolano que se encuentra en Perú en condición de exiliado político. Su oposición frontal contra la dictadura de Nicolás Maduro le ha costado ataques y atentados contra su vida y la de su familia. En esta entrevista cuenta , que promovió la lucha de clases, destruyó la economía y, en consecuencia, el sistema de salud y educación. Empecemos.

Señor Rahal, ¿qué significa ser oposición en un país gobernado por la dictadura?

No es fácil describirte 23 años de riesgo latente hacia tu vida. Esta es una dictadura criminal porque son delincuentes. Se meten con la familia. Entonces uno toma decisiones para salvaguardar la familia. ¿Qué se siente? Uno sigue trabajando activamente en pro del pueblo venezolano, para lograr la libertad y ejercer la presión necesaria para que en Venezuela haya elecciones libres y transparentes.

¿Cómo están sobreviviendo sus compatriotas en Venezuela?

Sin duda, gran parte sobrevive por esos seis millones de venezolanos que nos encontramos regados por el mundo. Seis millones de venezolanos que están trabajando en el exterior y pueden mandar remesas mensuales a sus familiares.

MIRA: Leopoldo López: “Pedro Castillo tiene el mismo discurso que Nicolás Maduro”

¿Cuáles son los costos de los productos básicos?

Qué puede hacer una persona con tres dólares mensuales (sueldo básico en Venezuela). Supongamos que una familia esté conformada por cinco trabajadores con salario mínimo. Qué hace una familia con menos de 20 dólares mensuales. Creo que prácticamente nada.

¿Cómo fue que Hugo Chávez llegó al poder?

Utilizó la deficiencia del gobierno democrático del momento y se aprovechó de esas debilidades para generar una falsa esperanza. Pero una esperanza basada en antivalores, generando resentimiento, generando odio, envidia e intromisión dentro de la familia venezolana. Y esa esperanza quedó en frustración. De esos seis millones de venezolanos migrantes, el 80 % creyó en esa esperanza de Chávez, ahora ellos están deambulando por América Latina, buscando oportunidades.

Hay videos de Hugo Chávez prometiendo abandonar el poder una vez termine su periodo, respetar la empresa privada…

... Chávez aprovechó el descontento de nuestro pueblo más vulnerable y se presentó como el defensor de los pobres. Esa es la realidad y con esa presentación, comenzó a pregonar antivalores: la envidia, el resentimiento, el odio, el enfrentamiento de clases. Él usaba los errores de los sistemas democráticos, incluso el abandono que pudo haber existido en política para atender a los más vulnerables. Él pregonaba y le decía a la gente: yo le voy a quitar a este, para dártelo a ti.

¿Y qué sucedió?

Hoy, Venezuela, para que se den una idea, supera el 90 % de pobreza. Cuando Chávez llegó al poder, la pobreza no llegaba al 20 o 30 %. Hoy me atrevo a decir que en el 70 % de Venezuela hay pobreza extrema. La pérdida de talla y de peso de nuestros hermanos supera los 15 a 20 kilos. Entonces de qué revolución hablamos, de qué defensa de los pobres estamos hablando.

MIRA: El “odio” hacia los migrantes venezolanos se apodera de América Latina

¿Es verdad que los cubanos se lo advirtieron?

Totalmente cierto. Recuerdo que muchos cubanos que vivían de Venezuela nos decían: ‘Por favor, esa historia la conocemos’. Un cubano amigo mío me dijo: ‘Jony, nosotros venimos del futuro. Lo que ustedes podrían vivir, nosotros lo estamos viviendo’. Los cubanos nos lo decían: ‘Señores, van a caer igual que Cuba’. Y nosotros no creíamos. Decíamos que jamás seríamos como Cuba, ahora somos peor. Por eso está el refrán: nadie aprende con experiencia ajena.

Hábleme del sistema de salud en Venezuela…

Ahora hay un colapso de todos los servicios públicos. Ni siquiera se puede garantizar agua potable de calidad. Hay apagones por doquier en todas las provincias, incluso de dos, tres días seguidos. Más del 90% de nuestros quirófanos están obsoletos y destruidos. Las escuelas destruidas. No hay gas en el país con la reserva de petróleo más grande del mundo. Tenemos que importar petróleo de un país que está sancionado, que es Irán. Traen gasolina desde allá.

¿Cómo la pasan los pacientes con enfermedades crónicas?

Los pacientes oncológicos se mueren a diario porque no hay quimioterapia. Los pacientes renales no tienen cómo atenderse. No hay dónde hacerse la diálisis. Los adultos mayores mueren porque no encuentran medicamentos para la hipertensión.

¿El sistema productivo?

Hugo Chávez robó más de 1500 empresas, sobre todo de alimentos. Hoy esas empresas están desoladas. Se robó más de 4 millones de hectáreas, de tierras que eran productivas.

¿Cómo controló a las Fuerzas Armadas?

Justamente, primero acabó con el aparato productivo. Después, Chávez empezó a corromper las Fuerzas Armadas. Bueno, como no había carne, le da dos millones de dólares a un general para que compre la carne y comenzó a mercantilizar a las Fuerzas Armadas. Además, comenzó a infiltrar las Fuerzas Armadas con espías cubanos. Hoy las instituciones venezolanas están infiltradas por invasores cubanos. Si algún militar mantenía el orden constitucional, ese militar era secuestrado por los cubanos. La mayoría son gente honesta, trabajadora, pero que están ahí amenazados por los cubanos. Hoy hay más de 200 soldados siendo torturados.