Vladimiro Montesinos permanecía recluido en la Base Naval del Callao, donde cumplió su condena de 25 años de prisión. (Foto: Referencial/Archivo GEC)
Vladimiro Montesinos permanecía recluido en la Base Naval del Callao, donde cumplió su condena de 25 años de prisión. (Foto: Referencial/Archivo GEC)

La madrugada del último miércoles, el exasesor presidencial mientras sigue cumpliendo los 25 años de su condena, hasta ese día, en el Centro de Reclusión de Máxima Seguridad (CEREC) de la Base Naval del Callao. Imágenes difundidas por el noticiero América Noticias muestran cómo -quien fuera asesor del expresidente Alberto Fujimori durante su administración entre 1990 y el 2000- fue llevado bajo un fuerte resguardo policial y bajo los protocolos de bioseguridad debido al COVID-19.

MIRA: El Búho recuerda los secretos (oscuros) de Vladimiro Montesinos

Fue en horas de la noche del martes 24 de agosto, que agentes del Subunidad de Acciones Tácticas (SUAT) y la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) de la Policía Nacional del Perú (PNP). dejaron la Base Naval para brindar custodia al vehículo que trasladaría a Montesinos Torres.

Luego, se aprecia al exasesor enmarrocado junto a dos agentes que lo ayudaron en su ingreso al centro penitenciario, situado en Ancón.

Montesinos, portando un mandil y mascarillas debido al COVID-19, fue rodeado por al menos 8 personas, entre ellos agentes de operaciones especiales, para que cumplan con los procedimientos correspondientes como colocar su huella y firma como constancia de su ingreso al penal.

Montesinos retornó así al penal de Ancón luego de 5 años. Tiempo atrás fue trasladado junto a otros reos ante el peligro de un desborde del Rio Rímac

El traslado se da luego que el presidente Pedro Castillo y el ministro de Justicia y DD.HH., Aníbal Torres, suscribieran la resolución que establece que los reos hacinados en la base naval del Callao deberán ser trasladados a otros centros de reclusión administrados por el Instituto Nacional Penitenciario (INPE).

Traslado De Vladimiro

Luego de permanecer por varias horas en el Establecimiento Transitorio de Lima en el Penal Ancón II, en el transcurso del jueves el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Aníbal Torres, confirmó que había sido trasladado finalmente al Penal Ancón I para cumplir el resto de sus años pendientes de prisión.