Vladimiro Montesinos realizó llamadas de manera irregular desde la Base Naval del Callao.  (Foto: Miguel Bellido / Archivo El Comercio)
Vladimiro Montesinos realizó llamadas de manera irregular desde la Base Naval del Callao. (Foto: Miguel Bellido / Archivo El Comercio)

El militar en retiro Pedro Rejas Tataje, protagonista de los audios en los que se le oye conversar con sobre cómo influir en el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para favorecer a Fuerza Popular y su candidata presidencial, Keiko Fujimori, aseguró que recibió más de 17 llamadas de parte del reo que permanece internado en la Base Naval del Callao.

En una entrevista a El Comercio, Rejas detalló que las llamadas empezaron luego de terminada la primera vuelta del 11 de abril y que se realizaron, además del número fijo del centro de reclusión, a través de tres números de celulares diferentes.

“(Fueron) 17 llamadas y algo más”, recordó. “17 llamadas del teléfono fijo. Las otras llamadas, no recuerdo, pero son llamadas precisas por el sobre. Unas dos, tres, no más. De tres celulares”, añadió.

Según informó la Marina de Guerra del Perú y el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) luego de la revelación de los audios de Vladimiro Montesinos, el exasesor de Alberto Fujimori había hecho llamadas telefónicas los días 10 y 23 de junio. Sin embargo, días posteriores, el portal IDL-Reporteros reveló que fueron más llamadas entre la primera y segunda vuelta. En reacción, el Ministerio de Defensa relevó del cargo al oficial a cargo del Centro de Reclusión (Cerec) de la Base Naval, entre otros funcionarios.

Pedro Rejas dijo que, por el tono de las conversaciones con Vladimiro Montesinos, él no era la única persona que había sido contactada por el reo.

“Hay hechos, actitudes que demostraban que todo se daba a que iban a torcer... a que (Luis) Arce iba a cometer su cometido. No me consta que lo haya hecho, pero sus actitudes dicen que lo iba a hacer”, señaló, en referencia a Luis Arce Córdova, suspendido miembro del pleno del JNE.

Cabe recordar que Montesinos recomendó a Rejas que contacte a Guillermo Sendón por sus supuestos nexos con Arce Córdova, con la finalidad de que logre convencer a otros dos miembros del JNE para que favorezcan a Fuerza Popular en los pedidos para anular actas de votación en los que aseguran hay indicios de fraude.

Fuera de la conversación con Sendón, en la cual este último le dice que se debe pagar US$3 millones para torcer la voluntad del JNE, Pedro Rejas aseguró que no tuvo contacto con algún integrante de Fuerza Popular por temor a convertirse en cómplice de algo que sospechaba iba a ser un fraude.

“Siempre ha sido él, directamente. Nunca hubo una tercera persona. Nunca hubo otra persona que me dijera ‘un momento’ y me pasaba. Directamente la llamada. Levantaba [el teléfono] y era él”, detalló el militar en retiro.


Primeras llamadas con Vladimiro Montesinos

Pedro Rejas aseguró que las primeras conversaciones con Vladimiro Montesinos no fueron grabadas porque no sospechaba que se estuviera cometiendo algún acto ilícito. El interno le había pedido que entregue un sobre a Fuerza Popular con supuestos lineamientos que se debían seguir para ganar la segunda vuelta contra Pedro Castillo.

“Cuando presento la denuncia hago mención que me hace llegar un sobre de estrategia para que le haga llegar a Keiko [Fujimori] en el debate de la segunda vuelta. Me hizo llegar, el pariente me lo hace llegar [Fernando Marino Panduro]. Fernando es una persona que me entrega. Ese sobre, no me interesó verlo, ni lo abrí ni entregué a nadie. Lo tuve hasta ese día [lo entregó a Fernando Olivera]”, comentó.

Fue ante la insistencia de las llamadas de Vladimiro Montesinos y el contenido de las conversaciones que decidió grabarlas para poder hacer una denuncia de un intento de torcer la voluntad del JNE.

[¿Montesinos sabía que lo estaban grabando?] Dios da sabiduría y la quita. [¿No sabía?] Creo que no porque nadie mete a su hija en una conversación. Para mí él no sabía que lo estaban grabando”, aseguró.