, fiscal coordinador del , aseguró que existe una preocupación de él y su grupo, pues sus familias no cuentan muchas veces con resguardo de la Policía Nacional, pese a los sonados casos de corrupción que llevan a su cargo actualmente.

“En muchos casos el resguardo policial asiste al magistrado, pero no a la familia, que es quien a veces termina sufriendo las consecuencias… de haber enfrentado una gran responsabilidad en estas averiguaciones tan graves y complejas en el caso Lava Jato”, comentó Vela.

El magistrado también reconoció que los miembros del Equipo Especial Lava Jato están siempre en constante riesgo, porque actúan “sin selectividades”. “La integridad de los fiscales, diría que no se trata del fiscal y en mi condición de coordinador, sino que todos los fiscales del Equipo Especial están permanentemente sometidos a ese riesgo”, precisó.

DECLARACIÓN DE TESTIGO

Cabe indicar que Vela dio estas declaraciones al programa Nada está dicho, cuando fue consultado sobre la revelación de IDL-Reporteros sobre las presuntas intenciones del expresidente Alan García de ‘meterle un balazo’ al fiscal de su equipo, José Domingo Pérez.

Según el portal investigativo, un testigo dijo a la Fiscalía: “García contó que habló con [Jorge] Barata, que lo había llamado por teléfono. Me dijo que no lo iba a implicar…. También me dijo: ‘yo le meto un balazo a este huevón [José Domingo Pérez] y me mato yo’. Me mostró que se había metido un balazo el otro día. Le dije que no piense en esas cosas, que no iba a pasar nada”.

CHATS DE WHATSAPP

Esa vez, IDL-Reporteros también divulgó una serie de conversaciones de WhatsApp entre Alan García y José Antonio Nava Mendiola, hijo del exsecretario de la presidencia Luis Nava Guibert, entregadas por el colaborador 2017-007-4. Por ejemplo, el 4 de marzo de 2019, el expresidente le escribió tres mensajes seguidos a Nava Mendiola:

“Esto le pasé a Aurelio para que lo hiciera llegar a los amigos, pero no sé si pasó”. “Leí su consejo. Lástima por la situación, porque los amigos son los únicos que podrán hacer la Línea II elevada y soy el único que podría impulsarlo”. “Ojalá pasara. Es posible lograrlo”.

Nava Mendiola contesta con un: “OK señor”. “Mañana tengo reunión”. A continuación, los mensajes se hacen extraños, virtualmente delusivos: “Así terminará, voy a tumbar a los españoles”.

Nava Mendiola contesta: “La dilatación del avance se está dando por la falta de seriedad de la empresa, además de la del gobierno. Ojalá un cambio de timonel logre que se plasme la necesidad del pueblo”.

Y García añade: "Solo los amigos pueden. Me encargo".

“Es muy cierto”, se apresura en responder Nava Mendiola.

“Avisar”, dice García.

“Sí, señor”, termina Nava Mendiola el diálogo.

TE PUEDE INTERESAR: