Mirian Morales (esquina inferior izquierda) respondió las preguntas de la Comisión de Fiscalización.
Mirian Morales (esquina inferior izquierda) respondió las preguntas de la Comisión de Fiscalización.

La secretaria general del despacho de la Presidencia de la República, Mirian Morales, acudió a la Comisión de Fiscalización para responder sobre las contrataciones que tuvo el cantante Richard Cisneros, conocido como ‘', en el Ministerio de Cultura y sus presuntos nexos con el Ejecutivo. En ese contexto, la funcionaria rechazó haberlo recomendado a algún ministerio o haberlo conocido antes del 2018, cuando sí reconoció haberlo recibido en Palacio de Gobierno.

“El día que yo puedo dar como hecho concreto que mi persona conoció a Richard Cisneros fue el 28 de junio del 2018. Se convocó al señor porque había solicitado en reiteradas veces tener una reunión para alcanzar propuestas en temas de comunicación. El despacho de la secretaría general consideró aceptar esa solicitud y se le citó para ese día”, precisó al responder las preguntas de los miembros de la comisión parlamentaria.

Cuando se le consultó sobre presuntamente haber servido como puente para que Richard Swing pueda encontrarse con los exministros Daniel Alfaro o Patricia Balbuena, Morales rechazó haber hecho algún contacto o haber facilitado alguna coordinación.

“No hubo ningún ofrecimiento de coordinar ninguna reunión [...] En la reunión se trataron dos temas. Uno sobre su propuesta de marketing político y casi al final me mencionó tener conocimiento de presuntos hechos de corrupción en el IPD. Yo simplemente le mencioné que si tuviese algo concreto se comunicara con las entidades competentes”, aseguró la secretaria general de Martín Vizcarra.

Mirian Morales también detalló que, de su reunión con Cisneros, pudo entender que este último quería volverse un asesor presidencial, propuesta que no fue aceptada.

“Obviamente, sus propuestas iban enganchadas con él y ahí menciona su expectativa de querer ser asesor del presidente (Martín Vizcarra). Inmediatamente le comenté que en el Estado la cosa no funciona así, hay procedimientos y requisitos y expliqué que hay una comisión consultiva, no consejeros, y que son ad honorem, así como personal técnico que tiene requisitos que el señor (Richard Swing) reconoció que no los cubría. Pero no hubo ningún ofrecimiento”, manifestó.

Karem Roca y Richard Swing

Mirian Morales aseguró también que no tenía conocimiento que Karem Roca, asistente administrativa del Despacho Presidencial, conocía a Richard Cisneros desde la campaña presidencial del 2016, y tampoco dijo haber sabido que se habían reunido en octubre del 2018.

Cuando salió este hecho y se tomó conocimiento en los medios, ahí es donde me entero que existió una reunión con Karem Roca. Ella mencionó que lo conocía desde la campaña y que dijo que lo había recibido por cortesía. Ahí tomo conocimiento que lo conocía desde antes”, informó la secretaria general de Vizcarra.

Sobre las contrataciones de Cisneros, Morales negó haber tenido alguna conversación más allá de una con el presidente, Martín Vizcarra “como temas del despacho” porque se mencionada a personas del despacho presidencial.

“Recuerdo que, antes de un consejo, la exministra (de Cultura) Sonia Guillén se me acercó y me mencionó este tema, que estaba medio preocupada, y le dije que converse con el presidente”, detalló, tras reiterar que ella no ha vuelto a tener contacto directo con Richard Swing.

Mirian Morales concluyó su presentación ante la Comisión de Fiscalización asegurando que ella no ha hecho recomendación alguna para que haya alguna contratación a favor de algún amigo o familiar suyo dentro del Estado. “No, en absoluto (coordiné para contratar a Richard Swing). No he ayudado tampoco a familiares ni amigos”, señaló.