Tras un arduo trabajo de seguimiento, la Policía logró la intervención de una mujer acusada de traficar drogas en su vivienda del . Sin embargo, lo más anecdótico de caso es que un efectivo policial vestido de civil y un marino salieron en su defensa. 

Laura Estrada Carbajal, alias 'Tía Laurita' había convertido su casa del Rímac en el centro de operaciones de su ilegal negocio. Sin embargo, pronto fue capturada por las autoridades, según consignó Canal N. 

La intervención se logró gracias a varias denuncias anónimas que permitieron que el grupo Terna iniciara un minucioso trabajo de seguimiento, logrando descubrir cómo operaba la mujer en su vivienda ubicada en la avenida 29 de marzo en el Rímac

La 'Tía Laurita' recibía en su casa a los drogadictos y los atendía en su propia sala. Un menor de edad era el encargado de llevarla la pasta básica de cocaína (PBC) para sus ventas. 

Pero se le acabó la fiesta. Efectivos policiales y representantes del Ministerio Público realizaron un operativo con orden de descerraje para su captura. Sin embargo, mientras realizaban la diligencia, varios familiares, amigos y vecinos de Laura Estrada quisieron impedir su detención. 

Entre ellos se encontraban un policía vestido de civil y un marino en presunto estado de ebriedad, quienes intervinieron para impedir que se lleven a la 'tía Laurita'. Sin embargo, ante la reacción de la Policía, ambos sujetos se retiraron a sus casas. 

En total se hallaron 1810 ‘quetes’ con PBC y la mujer de 47 años fue trasladada a la dependencia policial más cercana.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte a nuestro newsletter.