NO LA PASAN BIEN. El (Serfor) confirmó finalmente la salida del , para ser llevado a otro lugar donde seguirá su cuarentena. Esto en paralelo a la decisión del Tercer Juzgado Constitucional, que admitió a trámite una demanda de amparo presentada en contra de la entidad, donde se cuestiona la decisión de mantener al animal en cautiverio.

Serfor indicó en un comunicado que coordinó con el Parque de las Leyendas para asegurar el buen estado de salud del ejemplar, recuperado el pasado 8 de noviembre en el distrito de Comas. En este lugar se le brindó atención veterinaria y se le practicó exámenes clínicos para determinar su estado de salud.

“En base a los análisis veterinarios realizados, se ha determinado que Run Run no solo estaría bajo de peso, como resultado de haber recibido una dieta inadecuada antes de su rescate en Comas, sino que también adolece de enfermedades infecciosas adquiridas a causa su convivencia con canes sin vacunar, lo cual puso en riesgo su salud”, sostiene Serfor.

En ese sentido, pese a que las afecciones han sido diagnosticadas y son tratadas, Serfor señala que haría inviable su reinserción en un ambiente natural por el momento. “Esto debido a que es un individuo con un alto riesgo de transmitir enfermedades a las poblaciones de animales silvestres con las que podría interactuar”, agrega.

Con la finalidad de salvaguardar el buen estado sanitario de los especímenes albergados en el Parque de las Leyendas, dicha entidad solicitó su traslado. En consecuencia, Serfor dispuso “su traslado (de Run Run) a otro centro de cría temporal, donde pueda continuar con su tratamiento ─en estado de cuarentena─, a fin de que pueda recuperarse”.

Desde el Parque de Las Leyendas se comunicó que el zorro andino fue trasladado en horas de la mañana del 25 de noviembre; sin embargo, no se reveló a qué lugar fue llevado. Se advirtió que “Run Run” fue comercializado a muy temprana edad y no aprendió comportamientos asociados a su especie; esto lo haría vivir con riesgo en caso sea llevado a su hábitat natural.

NO PODRÍA VOLVER A LA NATURALEZA

Tras la captura de” hace unas semanas, Serfor precisó que el zorro sería reubicado en un zoológico para recibir la atención adecuada. Sin embargo, según los especialistas, “al haber sido criado desde cachorro por una familia, el ejemplar ha adoptado conductas que no son propias de un animal silvestre. Por ello, no podrá volver a un hábitat natural”.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR