Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

San Isidro: policía dispara contra chica en cuarto de hostal

Un policía y su pareja fueron a un hostal en San Isidro y protagonizaron una lamentable escena.

Un policía hirió a la mujer que lo acompañó al hostal.  (Trome.pe)

Porque no le habría correspondido sentimentalmente, un policía acribilló de tres balazos a una mujer casada, 19 años menor que él, y la dejó gravemente herida en un lujoso hotel, en San Isidro. Luego, el suboficial se disparó en el pecho, pero la bala le rozó el corazón y quedó vivo.

El hecho se produjo a las 8 de la noche del sábado en la habitación 603, sexto piso del hospedaje ‘Inkari’, de la cuadra 11 de la avenida Del Ejército. Según la policía, Joe Calderón Maraví (47) y Evelin Barreto Flores (28) llegaron en el auto de propiedad del agente. Estuvieron tomando licor en el ‘Morro Solar’ en Chorrillos.

En el dormitorio, el suboficial disparó contra la chica y después intentó matarse con la misma arma.

“Él quiere estar conmigo, pero yo no”, declaró ella en la clínica. Se supo que ambos se conocen hace diez años. La víctima es casada, radica en Argentina y llegó hace cinco meses al país. Calderón quedó detenido en la clínica.

(J. Yucra)

San Isidro

PREVIA
Un hostal de San Isidro fue lugar de un inusual tiroteo en el que resultaron heridos un policía y su pareja. Según detalló TV Perú, y como después amplió El Comercio, ambos habrían discutido antes de desatarse los disparos.

El agente de la Policía fue identificado como Joel Ronald Calderón Maraví, un suboficial que trabaja en la División de Emergencia Sur II. La joven que lo acompañaba, la cual es 20 años menor que él, se llama Janet Barreto Flores.

Según se detalló, el policía y la mujer llegaron al hostal de San Isidro aproximadamente a las 8 de la noche. Al poco rato de su estancia, los tórtolos habrían peleado duramente.

En la inspección del lugar de los hechos, la habitación 603 del mencionado establecimiento de San Isidro, se encontró manchas de sangre en el piso y las sábanas. Además, los policías hallaron un peluche, el cual sería un regalo del agente a su enamorada.

Los investigadores de la Policía analizaron las huellas de sangre para determinar en qué dirección fueron hechos los disparos y quién los hizo.

(R. Joyo)

Cargando siguiente contenido

Portada