Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Identifican a falso taxista que intentó ultrajar a tres chicas junto a sus cómplices con desarmador | VIDEO | FOTOS

Tres jovencitas subieron al taxi para ir a Barranco, pero en el camino el taxista paró el vehículo para que se subieran sus secuaces con el fin de ultrajarlas.

Identifican a taxista
Identifican a taxista
Identifican a taxista

Lo buscan. Los policías de Depincri San Juan de Miraflores han identificado al taxista que asaltó y en complicidad con tres sujetos intentaron ultrajar a tres jovencitas en dicho distrito.

Se trata de Adán Edwar Ramos Asencios, quien fue plenamente reconocido por las tres agraviadas como el taxista que les hizo el servicio desde Villa María del Triunfo para llevarlas hasta Barranco, pero este se desvió de ruta y sus cómplices subieron al auto y primero las amenazaron con un desarmador y luego empezaron a manosearlas para ultrajarlas.

CÓMO FUE TODO

Las muchachas visiblemente nerviosas por lo ocurrido contaron a la policía que subieron al auto de placa B9U-691 en Villa María del Triunfo para que las lleve hasta Barranco. Pero en el trayecto se percataron que el conductor realizaba algunas llamadas extrañas.

Identifican a taxista en San Juan de Miraflores

Ellas le preguntaron al taxista por el recorrido y él solo les dijo que tomaría un atajo para llegar rápido a su destino. Instantes después llegaron a la asociación anexo 5 el Bosque de Intihuatana y tres sujetos subieron al auto para luego amenazarlas con un desarmador.

Contaron que durante 20 minutos pidieron auxilio y dos de ellas lograron escapar. Fue allí que los vecinos salieron de sus casas y fueron en su ayuda. Los maleantes antes de huir arrojaron del vehículo a la última muchacha y desaparecieron.

Más tarde se encontró la camioneta station wagon color blanco abandonado en un paraje solitario en San Juan de Miraflores. Dentro del mismo se encontró un desarmador, con el que amenazan a sus víctimas, lubricante, talco, dos celulares y ají, que según una de las agraviadas, se lo untó en los ojos.

Cargando siguiente contenido

Portada