Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Reconstruyen crimen de policía en San Martín de Porres y familiares piden pena de muerte para responsables [FOTOS]

Familiares, amigos y vecinos de policía asesinado en San Martín de Porres claman justicia durante reconstrucción. Feroz ‘Chavo’ confesó el crimen y contó cómo mató de cinco balazos a suboficial para robarle su celular.

“¡Pena de muerte!, ¡Maten al asesino! y ¡Púdrete en el infierno!”, se escuchó cuando el prontuariado Hiener Núñez Rojas (24), ‘Chavo’, reconstruía el asesinato del policía Kenyo Gutiérrez de la Cruz (22), acribillado de cinco balazos, en San Martín de Porres.

El homicida confeso, fuertemente resguardado por agentes de la Dirincri, y con chaleco antibalas, fue conducido al escenario del crimen, en el jirón Eloy Reátegui, urbanización San Amadeo de Garagay, en  San Martín de Porres.

Contó que él y su cómplice -que escapó y cuya identidad se mantiene en reserva- interceptaron al suboficial, que estaba de civil, para robarle en San Martín de Porres.

“El otro muchacho lo cogió del cuello por detrás y yo me acerqué y le puse el arma a la altura del cuello”, narró durante la diligencia. 

Según contó a los detectives y peritos de Criminalística, ambos pusieron contra la pared a a su víctima, mientras ‘Chavo’ le seguía apuntando.

“Mi amigo le sacó el celular y nos percatamos que tenía un arma. Se la quisimos quitar, pero él se resistió. Mi amigo dijo ‘¡métele!’ y ¡disparé!”, habría narrado.

‘¡PÚDRETE!’

Mientras ‘Chavo’ narraba el crimen en San Martín de Porres paso a paso, familiares, amigos y vecinos de la víctima exigieron todo el peso de la ley para él. 

“¡Ojalá te mueras!, ¡Mátenlo! y ¡Púdrete en el infierno!”, fueron algunas de sus frases.

Ellos no pudieron dejar de sollozar al ver la frialdad con la que el asesino hizo la reconstrucción. “No sabemos si fue para robarle el celular o una venganza, porque Kenyo prestaba servicio en el área de Inteligencia”, señalaron.

Como se sabe, el joven agente murió en el acto, mientras que los asesinos huyeron hasta el jirón San Amadeo, donde subieron al vehículo de placa ALY-606, conducido por Simón Camasca Mora (29), quien también fue detenido. Se fueron por diferentes calles hasta ser capturados en el Cercado de Lima.

BANDA DE ‘CARACOL’

En poder de los criminales se halló el arma del policía y la pistola con que lo mataron.

Ayer, Camasca no participó en la reconstrucción. “Él no ha disparado. No estuvo en el lugar, solo en el carro”, dijo su abogado Rubén Peláez.

De ‘Chavo’ se supo que sería uno de los sicarios de la banda que dirige ‘Caracol’, vive en el Callao y tiene antecedentes por robo y hurto.

Cargando siguiente contenido

Portada