Esta es la cédula de Dubraska Díaz.
Esta es la cédula de Dubraska Díaz.

ACTUALIZACIÓN: En Ate, la Policía ubicó el bar que administraba la venezolana Dubraska Karolay D. M., una de las sospechosas en la muerte de‘rey de los gallos’, pero ella ya no estaba. Hace una semana abandonó ese local.

La persona que le alquilaba el predio dijo a los agentes que se fue debiéndole dinero.

‘Dubraska’ era extrabajadora del empresario y conocía su casa pues, según la Policía, acudió varias veces por motivos de trabajo. En esas ocasiones se habría enterado del dinero, colección de relojes y sortijas de oro que tenía la víctima.

Este es el selfie que se tomó la víctima y que permitió identificar a la Policía a la mujer que lo habría 'pepeado'
Este es el selfie que se tomó la víctima y que permitió identificar a la Policía a la mujer que lo habría 'pepeado'

De acuerdo a las autoridades, ella le presentó a la mujer que lo ‘pepeó’. Esta fémina también habría trabajado en ese bar ubicado a la altura de las ruinas de ‘Puruchuco’.

La Policía también se busca a tres extranjeros más.

INFORMACIÓN ANTERIOR

POR JOSÉ YUCRA: ¡Estos son los asesinos! Una venezolana extrabajadora de Julio Aguirre Alegría (46), ‘rey de los gallos’, su amiga que trabajaría en un bar y tres compatriotas de ella estarían implicados en la muerte del empresario ocurrida el miércoles en su casa de .

Dubraska Karolay Díaz Mendez (23) es quien hasta hace poco trabajó en uno de los negocios de Aguirre. Éste, como se sabe, administraba restaurantes y una tienda de venta de alimentos para aves. Según la Policía, ella fue a la casa de él varias veces y habría visto los 70 mil dólares, relojes y sortijas de oro que tenía.

El momento en que la 'pepera' se da a la fuga.
El momento en que la 'pepera' se da a la fuga.
Dos de los venezolanos que ingresaron al predio.
Dos de los venezolanos que ingresaron al predio.

El miércoles, Aguirre conoció a una voluptuosa mujer, también venezolana, que ‘Dubraska’ le presentó. El hombre de negocios la llevó a su casa y fueron filmados ingresando a las 5:33 de la tarde.

En una habitación, Aguirre se tomó un selfie con ella y la mandó a un amigo. 6:15 de la tarde, su celular ya estaba apagado. Habría sido ‘pepeado’.

A las 8:30 de la noche, llegaron dos extranjeros más y luego un tercer varón. Todos fueron grabados saliendo y entrando del inmueble. Cincuenta minutos después, fugaron por separado.

NOTA ANTERIOR:

POR MÓNICA ROCHABRUM: Cayó en una trampa maldita. El empresario gallero, Julio César Aguirre Alegría (46) se convirtió sin querer en un blanco fácil y acabó muerto a manos de la delincuencia. Él ostentaba una vida de lujos y despilfarro con bellas mujeres extranjeras y acabó ‘pepeado’ por una exuberante venezolana que además, junto con dos cómplices, lo torturaron y asesinaron para robarle más de 70 mil dólares, una colección de relojes, entre otros bienes de su vivienda, en .

Julio Aguirre Alegría, llegó a las 5:30 de la tarde acompañado de la bella joven venezolana, a bordo de su auto negro con lunas oscuras de placa BPY-004, a la mz. C en urbanización Villa Santa Anita. Él llevaba una bolsa con sixpacks de cerveza y subieron coquetamente al departamento del hombre de negocios, ubicado en el cuarto piso. En los pisos inferiores vive la familia de él y no se percataron del hecho porque la víctima subió por una escalera independiente.

El empresario gallero, Julio César Aguirre Alegría (46), fue 'pepeado' y asesinado por una joven venezolana, y sus cómplices, que le robaron una fuerte cantidad de dinero y otros bienes. (foto: TROME)
El empresario gallero, Julio César Aguirre Alegría (46), fue 'pepeado' y asesinado por una joven venezolana, y sus cómplices, que le robaron una fuerte cantidad de dinero y otros bienes. (foto: TROME)
Puede ver: ‘Chatín’ robó en grifo hace 4 años y vuelve a caer por asaltar amigos

Allí empezaron a tomar algunas latas de cerveza y él hasta se atrevió a tomarse un ‘selfie’ con su guapa acompañante y enviarle la foto a su selecto grupo de amigos, con quienes comparte la afición a la crianza de gallos. En medio de las bromas y brindis con latas de cerveza, ella lo ‘pepeo’ con un poderoso somnífero suficiente para dormirlo en tan solo unos minutos. Una hora más tarde, dos jóvenes, también venezolanos, ingresaron sin problemas hasta el cuarto piso y se encargaron de amarrar con cinta de embalaje los pies y las manos hacia adelante al hombre de negocios. Enseguida y como si fuera un paquete, le envolvieron toda la cabeza con la misma cinta y lo dejaron sobre la cama. De esta manera murió asfixiado.

El empresario gallero, Julio César Aguirre Alegría (46), fue 'pepeado' y asesinado por una joven venezolana, y sus cómplices, que le robaron una fuerte cantidad de dinero y otros bienes. (foto: TROME)
El empresario gallero, Julio César Aguirre Alegría (46), fue 'pepeado' y asesinado por una joven venezolana, y sus cómplices, que le robaron una fuerte cantidad de dinero y otros bienes. (foto: TROME)
El empresario gallero, Julio César Aguirre Alegría (46), fue 'pepeado' y asesinado por una joven venezolana, y sus cómplices, que le robaron una fuerte cantidad de dinero y otros bienes. (foto: TROME)
El empresario gallero, Julio César Aguirre Alegría (46), fue 'pepeado' y asesinado por una joven venezolana, y sus cómplices, que le robaron una fuerte cantidad de dinero y otros bienes. (foto: TROME)

Luego buscaron por todo el departamento y hallaron más de 70 mil dólares, una colección de 20 relojes de diversas marcas, entre ellas ‘Invicta’, cadenas y sortijas de oro y su celular de alta gama. Más tarde, bajaron a la calle, abrieron el auto y robaron una pistola y su billetera, que además de dinero, contenía tarjetas de crédito, entre otros documentos. A las 9 de la noche, llegó un auto y recogió a los asesinos. Luego escaparon.

Puede ver: Raqueteros armados asaltan a joven emprendedor de comida rápida

La víctima era aficionado a los gallos de pelea desde hace más de 20 años. Creo su empresa de alimentos y accesorios para gallos de pelea, y además abrió restaurantes y video pub. En sus redes sociales mostraba las ganancias que dejaban sus negocios, paseos y viajes con amigos.

“Dubraska Carolay Díaz, le presenta una amiga a Julio y él la trajo a su casa. Esta mujer lo ‘pepea’, maniatan y roban. La policía la está buscando por ser sospechosa”, contó un amigo de la víctima.

TE PUEDE INTERESAR: