El conductor se dio a la fuga tras ver la desgracia que había ocasionado.
El conductor se dio a la fuga tras ver la desgracia que había ocasionado.

Terrible tragedia. Frente a la casa de sus familiares, la ama de casa Roxana Elizabeth Rivadeneyra Rossi de Pérez (52) y su sobrino Diego Stefhano Arévalo Rivadeneyra (22) murieron atropellados por una grúa, cuyo conductor escapó a toda velocidad, en

“Ellos se iban a comer acompañados con los padres de Diego, Verónica Rivadeneyra y Elvis Arévalo y su último hijo, estos últimos habían cruzado la pista y cuando lo hizo Diego y su tía, la grúa se pasó la luz roja, volteó a toda velocidad y los atropelló. Roxana quedó tirada en la pista y Dieguito fue arrastrado varios metros en la cuadra 23 de la avenida Canto Grande”, contó Verónica Farfán Huayta, familiar.

El chofer lejos de detenerse al protagonizar la desgracia, escapó a velocidad. A unas 8 cuadras, abandonó la grúa de placa Z1N-878, y según se ve en las imágenes de una cámara de seguridad, el conductor y copiloto escaparon corriendo.

Dos horas después, Geovanna Fernández Rincón, denunció en la comisaría de Bayóvar, el robo de dicha unidad. Horas después se supo que hizo una denuncia falsa.

Trome - Cámara de seguridad