Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Sunedu deniega el licenciamiento institucional a la Universidad Privada Juan Pablo II

La decisión de la Sunedu dispone que la universidad queda inmediatamente impedida de captar nuevos alumnos mediante cualquier mecanismo y debe iniciar un proceso de cese de actividades en un plazo máximo de dos años.

Sunedu deniega el licenciamiento institucional a la Universidad Privada Juan Pablo II

La casa de estudios está vinculada el exsecretario de Fuerza Popular general del partido Fuerza Popular, Joaquín Ramírez. (Foto: Sunedu)

La casa de estudios está vinculada el exsecretario de Fuerza Popular general del partido Fuerza Popular, Joaquín Ramírez. (Foto: Sunedu)

La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu ), mediante resolución de su Consejo Directivo, denegó la licencia institucional solicitada por Universidad Privada Juan Pablo II. La casa de estudios está vinculada el exsecretario de Fuerza Popular general del partido Fuerza Popular, Joaquín Ramírez.

Como consecuencia de esta decisión, la universidad queda inmediatamente impedida de captar nuevos alumnos mediante cualquier mecanismo y debe iniciar un proceso de cese de actividades, con un plazo máximo de dos años.

Mediante Resolución del Consejo Directivo N° 122-2019-SUNEDU/CD, publicada hoy en el diario oficial El Peruano, la Sunedu aseguró que supervisará que los procesos de cese se lleven a cabo garantizando los derechos de las y los estudiantes.

Sobre la universidad

A la fecha, la Universidad Privada Juan Pablo II, ubicada en el distrito de Ate, cuenta con 930 alumnos y 90 docentes. Dicha casa superior de estudios funciona desde el año 2010.

Tras evaluación realizada, la Sunedu, determinó que la universidad no cumple con ninguna de las Condiciones Básicas de Calidad (CBC). Entre las deficiencias encontradas en la universidad figuran:

1) La universidad no cuenta con instrumentos de planificación que permitan asegurar el cumplimiento de sus objetivos institucionales. Tampoco evidenció una gestión de la calidad consistente que garantice la mejora continua.

2) El repositorio de la universidad no contiene toda su producción académica y de investigación, tales como los proyectos de investigación realizados por sus docentes, así como las tesis y/o trabajos de suficiencia profesional de todas las escuelas profesionales de la universidad.

3) No cuenta con procedimientos ni parámetros para identificar posibles afectaciones a los derechos de autor en su producción académica y de investigación.

4) Los actuales procesos de selección, renovación y capacitación docente no garantizan una adecuada gestión de la plana docente, lo que repercute en la calidad y continuidad de los procesos de enseñanza-aprendizaje.

5) No evidencia la disponibilidad y el adecuado funcionamiento de los servicios sociales, culturales y de vigilancia. A ello se suman deficiencias en la planificación y asignación de presupuesto, por lo que la continuidad de dichos servicios no está garantizada.

6) La universidad carece de un diagnóstico integral de la situación laboral de sus egresados y graduados y no logra ejecutar de manera efectiva los convenios y alianzas estratégicas que le permita facilitar el acceso a oportunidades laborales de sus estudiantes y egresados.

7) El análisis de sostenibilidad financiera de la universidad concluye que se encuentra en un escenario de continuas pérdidas y no cuenta con patrimonio como respaldo financiero para su operatividad futura, lo cual no garantiza el mantenimiento de las CBC.

Con esta universidad ya suman 15 casas de estudio que deben cerrar. A la fecha, hay 80 universidades que obtuvieron su licenciamiento institucional.

Cargando siguiente contenido

Portada