El doctor , investigador principal de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), admitió hoy que aplicar tres dosis de la vacuna experimental de Sinopharm a unas 40 personas, entre las que figura él, fue un procedimiento irregular realizado durante los ensayos clínicos.

En entrevista concedida a RPP, mencionó que lo que se intentaba era verificar la hipótesis de que la triple dosis generaría los suficientes anticuerpos para asegurar una “inmunidad duradera”. También aseguró que las personas de este grupo que recibieron tres dosis lo hicieron de forma voluntaria.

Hay información científica que sugiere que estas vacunas de virus inactivos son menos eficientes a dos dosis. De hecho, no hay ninguna vacuna de virus inactivo que tenga dos dosis. Ya se está planteando que se ponen en tres dosis, podrían tener una duración de la inmunidad más larga. Estamos aprendiendo sobre esta enfermedad”, indicó.

Lo reconozco [que fue irregular], yo estoy incluido [en los que se les aplicó triple dosis] porque lo queríamos era verificar nuestra hipótesis de que tengo un número de anticuerpos antes de la inoculación y dos semanas después tengo que cuadruplicar nuestros anticuerpos para asegurar una inmunidad duradera. Es un tema irregular seguramente, pero ha sido un tema, que las personas que la han recibido fueron totalmente voluntarios con este objetivo”, señaló Málaga.

La investigación denominada “Ensayo clínico fase III aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, paralelo, para evaluar la seguridad y la eficacia protectora de la vacuna inactivada contra el Sars-Cov-2 en una población sana de 18 años o más en Perú” está diseñada para doble dosis, según señala el (Repec) del Instituto Nacional de Salud (INS).