Un hombre que ocupaba terreno en la zona conocida como , en el distrito de , murió el miércoles tras caer de una pendiente hacia un abismo. Familiares contaron que acudieron a la zona invadida por más de 1.000 personas para tener una vivienda.

El noticiero América Noticias indicó que Juan Carlos Zúñiga Copaiba -quien trabajaba como heladero- cayó a un abismo cerca al lugar de la invasión. Los familiares indicaron que tras el fallecimiento del hombre de 42 años se tomó la decisión de retirarse del lugar, que es de propiedad privada.

“Yo supongo que se habrá resbalado. Todo el día estaba preocupada. Llamaba acá y allá. Nunca imaginé que estaba ahí tirado y muerto”, dijo María Fernández, esposa del fallecido. Contó que el fallecido deja tres hijos en la orfandad.

Fernández relató la razón que la motivó junto a Juan Zúñiga a invadir Lomo de Corvina. “Dijeron que estaban invadiendo y nosotros fuimos para tener una casita como fue el Morro Solar, porque aquí somos varios hermanos. Entonces, yo quería tener mi casita para darle a mis hijos”, indicó.

La esposa del fallecido indicó que debido al difícil acceso al lugar donde cayó su pareja, los peritos de Criminalística decidieron acudir esta mañana con equipo especial para retirar el cadáver.

Esta semana, Alejandro Garland, gerente general de la empresa Minera Luren, responsable de la concesión que opera en la zona de Lomo de Corvina, en el distrito de Villa El Salvador, solicitó a las autoridades del Gobierno y la Policía Nacional que intervengan y desalojen a las miles de personas que invaden dicha zona.

Detalló que esta empresa minera, que se dedica a abastecer de ladrillos al sector construcción, tiene la concesión para operar hace 65 años. Alertó que en la zona no se puede construir porque la superficie es un arenal.