Walter Ayala renunció al cargo debido a la controversia por las presiones que habría ejercido para conseguir determinados ascensos. (Foto: GEC)
Walter Ayala renunció al cargo debido a la controversia por las presiones que habría ejercido para conseguir determinados ascensos. (Foto: GEC)

El exministro de Defensa, Walter Ayala, señaló que en ningún momento buscó ejercer presiones o coaccionar en el proceso de ascensos de las Fuerzas Armas y que solo buscó obtener información sobre quiénes habían conseguido determinadas plazas.

Quiero negar categóricamente que yo haya coaccionado para ascender a algún personal militar, los chats son los del edecán con el señor [José] Vizcarra, en esos chats no se aprecia la palabra “asciéndelo”, lo mismo se corrobora de las declaraciones del edecán. Yo ordené que fuera el edecán el que consulte si había ascendido o no, pero nunca he coaccionado ascenso alguno”, refirió a RPP.

El Comercio reveló el último fin de semana una serie de chats que muestran que Ayala hizo “pedidos”, a través de su edecán, Youri Hurtado Llanos, para que determinadas personas sean considerados en el proceso de ascensos militares. Los mensajes fueron enviados al entonces comandante general del Ejército, José Vizcarra.

En estas conversaciones se da cuenta de que el edecán le daba nombres de oficiales y personal subalterno para que sean considerados en los ascenso. Esto contradijo a Ayala, quien declaró en un programa periodístico que “esos chats no existen, yo no podría decir que ascienda alguien”.

Mi general, buenas noches, le escribo de parte del señor ministro de Defensa a fin de que atienda este pedido: Tte. Crnel.Cab. Delgado Hurtado José Luis, de Tnt. Crl, a Crl”, envió Hurtado a Vizcarra, a inicios de octubre.

El mes pasado, los ex comandantes generales del Ejército y de la Fuerza Aérea, José Vizcarra y Jorge Chaparro, respectivamente, denunciaron las presiones del Ejecutivo en el proceso de ascensos de sus instituciones. Ambos coincidieron en que se buscaba pasar por encima de la meritocracia. Producto de este caso, Walter Ayala renunció al cargo de ministro de Defensa.