¡André Carrillo se convirtió en padre de gemelos y les hace esta emotiva promesa! [VIDEO]

En pleno entrenamiento de la selección peruana en Nueva Zelanda, André Carrillo confirmó la feliz noticia.

Por: Redacción Trome

¡Tiene una doble motivación! El jugador de la selección peruana André Carrillo se convirtió en padre de gemelos a puertas del repechaje para el mundial Rusia 2018. 'La Culebra' confirmó que su pareja, la modelo española Suhaila Jad, dio a luz a sus bebés en Inglaterra.

En pleno entrenamiento con la selección peruana, en Nueva Zelanda , André Carrillo se mostró muy emocionado con la llegada de sus pequeños, un varón y una mujercita. 

En pleno entrenamiento, André Carrillo dedicó unos minutos para conversar con la prensa e indicó que estuvo presente durante el parto, precisamente momentos antes de partir a Nueva Zelanda, para concentrar con la selección peruana.

"Yo vi el parto. Me enteré que iba a ser cesárea. Fue un hombre y una mujer, los nombres aún tenemos un par de semanas para decidir", indicó muy emocionado.

Finalmente,  André Carrillo le hizo una promesa a sus recién nacidos bebés. 'La Culebra' le dedicará los goles que haga en el duelo del viernes.

"Si hay goles, para ellos y para mi novia. Nacieron en Inglaterra. Donde estaba jugando allí debían nacer", comentó André Carrillo en Movistar Deportes.

SE SUMAN A LOS ENTRENAMIENTOS 

La selección peruana ya se encuentra en Auckland realizando sus entrenamientos previos al encuentro con su similar de Nueva Zelanda por la primera fecha del repechaje por el Mundial Rusia 2018.

En la primera fecha, los jugadores llegaron hasta el QBE Stadium para iniciar las prácticas. Según se informó, las acciones iniciaron a las 4 pm, a pedido de Ricardo Gareca. La selección peruana practicará hasta el día jueves a la misma hora para llegar listos al 10 de noviembre.

Quienes se sumaron a los entrenamientos fueron Jefferson Farfán, André Carrillo y Renato Tapia. Los dos primeros futbolistas tuvieron un vuelo de 20 horas, mientras que el tercero estuvo 26 horas en el avión que lo llevó hasta Nueva Zelanda.