Salud: Alivia las heridas comunes en niños siguiendo estas recomendaciones [FOTOS]

Moretones, raspaduras y ampollas son algunas de las lesiones que ellos sufren al jugar.

Por: Redacción Trome

Al crecer, los niños solo piensan en correr, saltar y jugar, muchas veces sin medir el peligro. Esto hace que lleguen a casa con heridas o lesiones leves que merecen atención. Expertos de la marca de vendaje inteligente 3M, recomiendan cómo tratar cada herida común en los pequeños.

MORETONES. Aplica una compresa de gel frío por 15 minutos, incluso hasta 8 veces al día durante las próximas 48 horas.

AMPOLLAS. La mayoría de ampollas desaparecen por sí solas. De reventarlas antes de tiempo, corren el riesgo de infectarse. Si el dolor persiste o se irrita, usa una bandita para ampollas.

RASPADURAS. Limpia la raspadura con agua y jabón, mejor aún si dejas el agua corriendo sobre ella por un rato. Aplica presión con un pedazo de tela y espera.

PICADURAS. Utilizando el borde de un objeto plano, como el de una tarjeta de crédito, presiona contra la piel hasta que el aguijón de la picadura esté completamente fuera. Luego lava la herida con agua y jabón. Para reducir cualquier dolor leve e hinchazón, puedes aplicar también una compresa de gel frío.

SANGRADO NASAL. Es mejor no poner la cabeza del pequeño hacia atrás, sino sentarlo derecho e inclinarlo hacia enfrente. Mantén presionado el medio de la nariz, justo debajo del hueso, de 5 a 10 minutos. Si al soltar sigue sangrando, repite el proceso.

TORCEDURAS DE TOBILLO. Solo si es leve, descansa el tobillo del niño en un lugar elevado y exponlo al frío utilizando una compresa en el área lastimada durante 15 minutos, 8 veces al día por las siguientes 48 horas. Si el dolor persiste o reaparece, es importante consultar a un médico para prevenir complicaciones.