Peligro en taxis

Seño María y el fotógrafo Gary piden a todos tener mucho cuidado con los taxis de la calle y los de aplicativo, ya que no garantizan la seguridad de quien lo tome.

Lima: Ola de asaltos con colectivos y taxis ¡A tener cuidado! (Fotos: Trome)

Por:

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un seco de res con arroz blanco graneadito, sarsa criolla y, para tomar, un emoliente calientito.

“María, en las últimas semanas se nota un claro aumento de asaltos, secuestros y abusos sexuales a pasajeros de taxi que solicitaron el servicio por aplicativo. Los agresores siempre son los choferes, tal como acaba de suceder con uno de Uber. Cuando este sistema llegó al Perú hubo bastantes esperanzas de que por fin se comenzaría a regular el caótico servicio de taxi o que, en todo caso, estas empresas ofrecerían más seguridad a los clientes, pues cuando se toma una carrera en la calle el cliente no sabe quién lo lleva ni conoce si el vehículo está en buenas condiciones.

Pero hoy vemos que los taxis por aplicativo de algunas compañías, no todas felizmente, parecen ser las vías preferidas de los delincuentes para perpetrar sus crímenes. Por su parte, las empresas a las que las víctimas pidieron la carrera, se lavan las manos olímpicamente y se niegan a asumir alguna responsabilidad, aduciendo que solo son intermediarias entre taxistas y pasajeros. Es decir, solo facilitan el contacto entre ambos. Nada más.

Entonces, no les interesa siquiera ver con qué taxistas trabajan, no les piden antecedentes penales ni policiales antes de afiliarlos a su plataforma. Solo les importa que tengan brevete. Increíble.
Les encanta su negocio porque ganan mucho dinero, pero a los pasajeros no los cuidan en lo más mínimo. No les interesa que sean víctimas de asalto o, lo peor, de violación sexual.

Hay que tener presente que más del 20 por ciento de limeños, según un sondeo realizado por una empresa por aplicativo, usa este servicio todos los días. Por eso, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones informó que alista un proyecto de ley para regular esta modalidad de taxi, que presentará al Congreso de la República a más tardar en octubre. Obviamente se busca mayor control sobre los conductores y que no solo sea ejercido por las empresas, sino también por el Estado.

¿Y mientras tanto se va a dejar a estas empresas seguir actuando sin ninguna responsabilidad? Hay un proyecto de ley que ya está en el Parlamento y que la Comisión de Defensa del Consumidor ha decidido priorizar y ver este mes que recién comienza.

Básicamente, se contempla la creación de un registro de empresas por aplicativo, y que solo podrán operar las que formen parte de este. Para ello, se les exigirá tener una oficina física, un representante legal presente y que evalúen a cada uno de los conductores que afilien a su sistema.

Urge controlar de inmediato a estas empresas, que sus directivos y dueños asuman responsabilidades y se establezcan duras sanciones para los que no cumplen con sus deberes”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.