La colombiana dio a conocer que hasta ahora no puede sacar de su mente la escena que le sacó y aún saca carcajadas. (Foto: RCN)
La colombiana dio a conocer que hasta ahora no puede sacar de su mente la escena que le sacó y aún saca carcajadas. (Foto: RCN)

Aunque han pasado más de dos décadas desde que se estrenó , la telenovela colombiana sigue tan vigente que nadie puede olvidar las aventuras de la carismática e inteligente Beatriz Pinzón. Así como sus seguidores guardan varios momentos de la trama con mucho cariño, los actores que participaron en ella también recuerdan con nostalgia los episodios.

MÁS INFORMACIÓN: Los mexicanos famosos que aparecieron en la telenovela “Yo soy Betty, la fea”

Si bien, la historia se centra en las contantes burlas y humillaciones que sufre Betty por su aspecto físico, así como el amor imposible que sentía por don Armando Mendoza, quien estaba comprometido; a lo largo de los capítulos se presentaron varias situaciones divertidas que quedaron grabadas en la mente del público.

Para la actriz Natalia Ramírez, quien interpretó a Marcela Valencia, hubo una escena en particular que le sacó muchas carcajadas y hasta el día de hoy la hace reír cada vez que la recuerda. A continuación, te contamos de cuál se trata.

LA ESCENA MÁS GRACIOSA PARA NATALIA RAMÍREZ

Natalia Ramírez contó que la escena que más le divierte de toda la serie es cuando sale Betty bailando en un centro de diversión, lugar hasta donde había ido con sus amigas del ‘Cuartel de las feas’.

“Ver a Ana María Orozco bailando, pero con el disfraz de Betty. No, no, no eso era para morirse de la risa. Yo no sé si ustedes han visto una escena de un barcito donde ella está bailando, que es como un sueño”, dijo durante una trasmisión en vivo en Instagram donde respondió las interrogantes que le hacían sus seguidores.

ASÍ FUE ESA ESCENA

Las integrantes del ‘Cuartel de las feas’ deciden salir a divertirse a un pequeño bar de la ciudad. Mientras todas están bailando, Betty se encuentra sentada; por lo que sus amigas la animan a rumbear, pero ella no quiere alegando que hace tiempo no lo hace. Al final, logran convencerla.

Pese a no ser una buena bailarina, Beatriz empieza a moverse hasta que ve en la pista de baile a la ‘Pupuchurra’, quien con sus pasos desinhibidos demuestra que es una experta. En ese instante, Betty se imagina a ella en lugar de la muchacha.

Es así que comienza a dar unos pasos tal como lo hace la jovencita, pero ella lo hace un poco exagerado, viéndose muy graciosa para la producción.

Esta escena, para la actriz que dio vida a Marcela Valencia, es la más graciosa y la que hasta la fecha le saca muchas carcajadas.