La actriz se infectó con el virus en España, donde estuvo en febrero visitando a la familia de su esposo (Foto: Danna García/ Instagram)
La actriz se infectó con el virus en España, donde estuvo en febrero visitando a la familia de su esposo (Foto: Danna García/ Instagram)

El 2020 será recordado por la pandemia del coronavirus, enfermedad que ocasionó millones de muertes e infectados en todo el mundo, entre ellos se encuentra la actriz colombiana , recordada por interpretar a Norma Elizondo en ‘Pasión de gavilanes’, quien se contagió del virus a inicios de este año tras viajar a España. Desde entonces, la actriz ha enfrentado las secuelas que produce el COVID-19 y que han afectado su memoria.

MÁS INFORMACIÓN: Danna García se muestra nerviosa por el resultado de las elecciones en Estados Unidos

En una reciente entrevista para la revista Vea, explicó cómo ha sido su vida después de haber dado positivo al coronavirus tres veces. La actriz se infectó con el virus en España, donde estuvo en febrero visitando a la familia de su esposo, y a su regreso a México tuvo que estar confinada en su casa, mientras su hijo Dante dejó el lugar para evitar contagios.

Después de unos meses de luchar contra el virus, es libre de COVID-19. Sin embargo, aún tiene que lidiar con las secuelas físicas y emocionales que le dejó la enfermedad. Por ejemplo, su memoria fue una de las habilidades físicas que más se vieron afectadas y, recientemente, ha dado detalles de cómo hace frente a esta situación.

contó que su esposo, Iván González, la está ayudando en su proceso de recuperación: “Se te va la memoria. Mi marido me hace tareas, me dice, ‘apréndete, todos los días, unos versos de un poema, y luego yo te los pregunto’. Me ha servido mucho, porque para grabar necesito buena memoria”, dijo a la revista Vea.

MÁS INFORMACIÓN: “Pasión de gavilanes”: conoce al esposo de Danna García, el español Iván González

Además de sus problemas de memoria, reveló que ha sufrido de vértigo, situación que la incómoda y que en una ocasión la puso en peligro cuando estaba con su hijo: ”Me caí con mi niño alzado, me fui de cara. Estás sentado en la silla y sientes que la vas a atravesar. Me duró mucho tiempo”, manifestó la protagonista de ‘Pasión de gavilanes’.

Otras secuelas que ha presentado son la caída del cabello y de la resequedad extrema en su cuerpo. Sin duda, no fue un buen año para pero ahora la actriz se muestra más tranquila gracias al apoyo de su familia y amigos.

Su salud estuvo en riesgo incluso desde antes de sufrir coronavirus: los pulmones de Danna ya estaban comprometidos tras haber sufrido de dengue dos o tres meses antes de presentar los primeros síntomas de covid-19, según los cálculos de la actriz.