Este personaje de la vecindad jamás ocultó el cariño y aprecio que tenía por su club de fútbol, aunque este había desaparecido. (Foto: Televisa)
Este personaje de la vecindad jamás ocultó el cariño y aprecio que tenía por su club de fútbol, aunque este había desaparecido. (Foto: Televisa)

Sin duda alguna, uno de los personajes de “” que se ganó el cariño del público fue , aquel habitante de la vecindad un poco gruñón con los niños, pero de buen corazón, que debía soportar, una y otra vez, las cachetadas de Doña Florinda.

MÁS INFORMACIÓN: Don Ramón y todos los oficios que tuvo en “El Chavo del 8”

Si bien, se caracterizaba porque estaba desempleado, tenía una deuda de 14 meses de renta con el Señor Barriga y era el amor platónico de la popular ‘Bruja del 71’, su carisma hizo que los televidentes no se cansen de verlo y se identifiquen con él por una popular frase que siempre lanzaba en varios capítulos: “Yo le voy a Necaxa”.

Seguramente recuerdas dichas palabras que en más de una oportunidad dijo el personaje que fue interpretado por el actor Ramón Valdés. A continuación, te contamos qué significado tiene y por qué el papá de la Chilindrina decidió ser hincha de ese equipo de fútbol mexicano.

Don Ramón se sentía orgulloso de su club de fútbol. (Foto: Televisa)
Don Ramón se sentía orgulloso de su club de fútbol. (Foto: Televisa)

CLUB NECAXA

El Club Necaxa es un equipo de fútbol mexicano que fue fundado el 21 de agosto de 1923 en la Ciudad de México, el cual identificaba a las clases trabajadores, toda vez que estaba conformado en sus inicios por obreros de Luz y Fuerza del Centro. Tuvo sus años de gloria en los años 30 cuando obtuvo los títulos de liga de 1932-33, 1934-35, 1936-37 y 1937-38. Así como las Copa México de 1932-33 y 1935-36. Convirtiéndose en el primer equipo en conseguir el doblete Liga y Copa del fútbol mexicano.

En 1943, desaparece del fútbol en el país azteca argumentando que a partir de la profesionalización de este deporte en su nación “el espíritu deportivo del Necaxa no concuerda con la comercialización del balompié mexicano”. Años después, en 1950, regresa al fútbol nacional. Pero en 1971, ante los pésimos resultados de los últimos años, el dueño Julio Orvañanos decide vender el club que recibe el nombre de Atlético Español. Esta fue la segunda vez que Necaxa desaparece entre 1971 y 1982, años que coinciden con la serie televisiva “El Chavo del 8” (1971-1980).

Los jugadores del Necaxa Cristian Montesinos, Agustín Delgado y José Milian celebran el segundo gol de su equipo durante su partido por el Campeonato Mundial de Clubes contra South Melbourne el 08 de enero de 2000 en el Estadio Maracaná de Río de Janeiro, Brasil. (Foto: Vanderlei Almeida / AFP)
Los jugadores del Necaxa Cristian Montesinos, Agustín Delgado y José Milian celebran el segundo gol de su equipo durante su partido por el Campeonato Mundial de Clubes contra South Melbourne el 08 de enero de 2000 en el Estadio Maracaná de Río de Janeiro, Brasil. (Foto: Vanderlei Almeida / AFP)

¿POR QUÉ DON RAMÓN FUE HINCHA DE UN EQUIPO DESAPARECIDO?

El hecho de que Don Ramón se muestre como fanático del Club Necaxa guardaba relación con personas valientes, toda vez que cuando el club es vendido, los hinchas se sintieron traicionados y le retiraron su apoyo al Atlético Español prefiriendo alentar a otros clubes que estaban en su momento. Con esto, daban a conocer su fidelidad al equipo de sus amores.

Por ello, durante la época en la que se transmitía “El Chavo del 8″, quienes decían que le iban al Necaxa, así como el papá de la Chilindrina, era un verdadero “macho” por mantener la afición sobre un equipo inexistente, publicó .

Tanto era la lealtad de la afición del Necaxa que buscó que prevalezca su nombre original como símbolo de resistencia en los años 70 en México.

Pese a su mal humor en varias ocasiones, Don Ramón era un hombre muy bueno. (Foto: Televisa)
Pese a su mal humor en varias ocasiones, Don Ramón era un hombre muy bueno. (Foto: Televisa)

EL CLUB RECUPERA SU NOMBRE

Tras más de una década de ser Atlético Español, la directiva de los Toros decide retomar los colores y el nombre de Necaxa. Así, el 21 de julio de 1982, el equipo regresa al fútbol mexicano, bajo el mando de Televisa.

La nueva era fue difícil y su antes enorme afición se había olvidado por completo de ellos. El Necaxa se salvó de descender en 1985 contra el Zacatepec, dentro de la liguilla por el no descenso.

Una década después logran su primer título profesional y comienza la buena racha en los 90, época en la que consiguen tres títulos de liga: uno de Copa, dos títulos de Concacaf.

En enero de 2000 los Rayos del Necaxa viajan a Río de Janeiro, donde visitan zonas marginadas del poblado, regalan playeras y boletos a niños de escasos recursos para que los apoyen en sus juegos, lo cual fue recibido por los brasileños que deciden adoptarlo. Es así como consiguen el tercer lugar del Mundial de Clubes.

Los jugadores del Necaxa de México sostienen su Copa de Campeones de CONCACAF mientras celebran luego de su victoria por 2-1 sobre Alajuela de Costa Rica el 3 de octubre de 1999 en Las Vegas. (Foto: John Gurzinski / AFP)
Los jugadores del Necaxa de México sostienen su Copa de Campeones de CONCACAF mientras celebran luego de su victoria por 2-1 sobre Alajuela de Costa Rica el 3 de octubre de 1999 en Las Vegas. (Foto: John Gurzinski / AFP)