Rupert Grint, el recordado Ron Weasley de Harry Potter, revela que quiso abandonar la saga tras la cuarta película

Rupert Grint, Ron Weasley en la saga cinematográfica "Harry Potter", se encuentra trabajando en nuevo proyecto de thriller psicológico.

Rupert Grint
Rupert Grint
Rupert Grint

El actor Rupert Grint (30) reveló en una reciente entrevista que el su personaje Ron Weasley en "Harry Potter" fue difícil de llevar. El éxito de las películas fue tal que millones de personas solo lo reconocen por dicha película y librarse de su fantasma no fue fácil.

El protagonista de "Crackle Snatch" y "Sick Note" contó en una reciente entrevista con el medio 'The Guardian' que es complicado que no lo liguen al universo de "Harry Potter", pese a los años que han pasado.

"La línea entre Ron y yo se hizo más delgada con cada película y creo que nos convertimos prácticamente en la misma persona. Hay mucho de mí en Ron", confesó Rupert Grint.

"No quiero compararlo con salir de la cárcel porque no era una prisión, pero sí tenía ganas de salir del personaje. Fue agradable respirar el aire fresco y ahora estoy disfrutando mucho alejarme un poco más de ese mundo", declaró Rupert Grint a The Guardian.

Pero eso no fue todo. Rupert Grint también confesó que estuvo a punto de dejar a Ron Weasley tras la realización de la cuarta película de "Harry Potter". El joven actor vivía abrumado por fama ganada.

"Para las primeras películas de Harry Potter estuve viviendo el sueño. La razón por la que hice una audición fue porque amaba los libros. Cuando llegué a filmar tres o cuatro, empecé a sentir un peso abrumador de responsabilidad porque eran increíblemente populares. Todo lo de la prensa y la alfombra roja fue un ataque a los sentidos. No sobresalgo en ese tipo de ambiente", indicó el actor de Harry Potter.

Rupert Grint señaló que los únicos que podían entender lo que vivía eran Daniel Radcliffe y Emma Watson porque les pasaba exactamente lo mismo. El actor dijo que el tiempo hizo que cada uno de ellos se dedique a otros temas y al crecimiento personal.

Ir a portada