La familia Ingalls
La familia Ingalls

“Little House on the Prairie” o “”, como se le conoció en toda Latinoamérica, es recordada por ser una de las series más famosas de todos los tiempos donde se relataba las vivencias de un hombre junto a su esposa quienes tratan de sacar adelante a su familia pasando por distintas situaciones. Pero junto a ellos también fue protagonista un perro que se hizo muy popular con el nombre de Jack.

MÁS INFORMACIÓN: Por qué la actriz de Caroline Ingalls abandonó “La familia Ingalls” en 1982

La serie fue transmitida por la cadena norteamericana NBC y estuvo basada en los libros de Laura Ingalls Wilder. Inicialmente fue emitida a mediados de los años 70.

Tuvo nueve temporadas donde contaban la historia de una familia que con el tiempo logró convertirse en la favorita de la pantalla chica a tal punto que es recordada hasta hoy. La serie tuvo gran acogida en varios países de Latinoamérica.

EL PERRO JACK

Otro de los personajes que integró esta serie fue el perro Jack, algo desaliñado pero muy adorable cuya dueña -en la ficción- era Laura Ingalls y estuvo presente en casi todos los episodios hasta que falleció durante el primer capítulo en la cuarta temporada.

La mascota hizo su debut junto a todos los integrantes de la referida familia y llamó la atención del público cuando en un episodio se perdió cruzando el río. Ello llevó a los integrantes del núcleo familiar a pensar que había muerto. Para alegría de ellos el perro logró encontrarse con ellos.

PARTICIPACIÓN

Otra de las escenas importantes fue cuando permaneció atado en el momento en que el padre Ingalls se va a cazar y aparecen dos nativos americanos. Ante ello, Laura quiso desatarlo pero Charles le llama la atención.

En la temporada 1, Jack participó de algunos episodios importantes como en Ma’s Holiday, lamió los platos limpios con el señor Edwards como niñera, pero no quiso comer el estofado de cascabel. Mientras que en The Raccoon, Jack y Laura son atacados por un mapache mascota y se presume que haya podido haberse contagiado de rabia.

Asimismo, en Doctor’s Lady, Jack tiene colas de zorro en sus oídos pero este problema aparecerá nuevamente capítulos más adelante. En Plum Creek, el perro recibe un pan de jengibre que le regaló Santa Clauss.

En el primer episodio de Castoffs, durante la temporada 4, Jack tiene colas de zorro en sus oído, Laura observa eso y decide curarlo más adelante; sin embargo, cuando Laura decide tratarlo lo encuentra muerto en el granero.

MUERTE DE JACK

Los críticos y seguidores de la serie dieron a conocer qué ocurrió realmente con la mascota Jack y cuáles fueron las causas de su muerte. ¿Lo envenenaron? ¿Murió debido a su edad?, entre otras interrogantes. Aquí te lo contamos.

Según algunos de los seguidores indican que nadie mató a Jack, solamente un día decidió acostarse para nunca más despertar, esto debido a su edad y ocurre durante el episodio en el que consiguen “Bandido” su próximo perro.

La más afectada resulta ser Laura quien se siente responsable luego de haberlo regañado, momentos después el perro murió.

Laura se encuentra muy molesta con Charles Ingalls pero luego se da cuenta que si puede tener a un nuevo perro.

Laura encuentra muerto a Jack (Foto: NBC)
Laura encuentra muerto a Jack (Foto: NBC)

No obstante, otra versión se dio a conocer y fue que Jack tenía colas de zorro en las orejas, lo que puede ser mortal para un perro, pues, estas tienen semillas de púas que pueden entrar al cuerpo y causar todo tipo de estragos. Ello puede generar una infección al ingresar al torrente sanguíneo e ingresar a los pulmones o llegar al cerebro. Por lo que, con esa versión, probablemente habría existido una negligencia de Laura lo que lo llevó directamente a su prematura muerte.