“Las primeras dos semanas que estuve en mi casa casi me muero de hambre porque mis chicas ya no pudieron venir", dijo Lucía Méndez al programa 'Ventaneando'.
“Las primeras dos semanas que estuve en mi casa casi me muero de hambre porque mis chicas ya no pudieron venir", dijo Lucía Méndez al programa 'Ventaneando'.

La actriz y cantante mexicana, contó que aprendió a cocinar a la fuerza durante la cuarentena debido a que sus ayudantes de casa también acataron la inmovilización social, en una entrevista para el programa ‘Ventaneando’ de .

Las primeras dos semanas que estuve en mi casa casi me muero de hambre porque mis chicas ya no pudieron venir. Mi hermana Minerva tuvo que venir a mi casa, desinfectado todo, con tapa boca las dos, y me enseñó a hacer espagueti, albóndigas, hamburguesas y ensaladas. Estuvo en mi casa varias horas enseñándome y yo apuntando. Cada vez lo hago mejor”, dijo orgullosa, Lucía.

MIRA: SHEYLA IMPACTA CON SUGERENTE VESTIDO QUE NO DEJÓ NADA A LA IMAGINACIÓN Y CHOCA MANDROS LA LLAMA ‘DESCARADA’

Sin embargo, reconoció que otros platillos más complejos aún no los puede preparar. “La otra vez quise hacer una lasaña y fue un desastre, lo digo de corazón”, señaló entre risas.

También comentó que ha sufrido de ansiedad durante la cuarentena debido al encierro al que ha sido sometida con el fin de evitar el contagio del nuevo coronavirus.

Tengo muy buenos amigos que son lo que me han ayudado enormemente, cuando quiero subir y caminar por las paredes o empiezo con la ansiedad de querer salir. También mi hijo Pedro Antonio, me quedo boba porque siente cuando quiero salir y me habla: ‘No mamá no puedes salir’”, contó divertida la protagonista de ‘Colorina’.