La actriz vivió momentos de angustia tras ponerse en la piel de Marcela Bribiesca. (Foto: Ximena Herrera / Instagram)
La actriz vivió momentos de angustia tras ponerse en la piel de Marcela Bribiesca. (Foto: Ximena Herrera / Instagram)

Ximena Herrera es una talentosa actriz a la que siempre le ha gustado involucrarse demasiado en sus personajes, tanto así que le añade su propio toque con el fin de hacerlo más creíble; algo que ha hecho en la última producción en la que participa, nos referimos a “” (2021), donde interpreta a Marcela Bribiesca de Pons, una madre que vive angustiada y desesperada tras la desaparición de su hija.

MÁS INFORMACIÓN: Sylvia Sáenz como Patricia Fernández en “Betty en NY”, ¿por qué la actriz casi rechaza el papel?

Si bien, interiorizó desde un inicio el rol que debía cumplir en el drama policíaco y de suspenso, lo que jamás imaginó la también modelo y cantante boliviana es que su papel la hizo vivir al límite dentro y fuera de los estudios de grabación.

Y es que la frustración de Marcela, quien en la trama lucha en todo momento por conocer el paradero de Frida, la hizo empatizar tanto con ella, que le fue difícil deshacerse de las emociones que sentía la mujer de la historia, afectando su vida tras las cámaras.

La actriz boliviana contó que ahora entiende el dolor de una madre o adre cuando su hijo desaparece. (Foto: Ximena Herrera / Instagram)
La actriz boliviana contó que ahora entiende el dolor de una madre o adre cuando su hijo desaparece. (Foto: Ximena Herrera / Instagram)

EL PAPEL MÁS DURO DE SU CARRERA

“El personaje, sin duda, más complicado que he tenido en toda mi vida. Ha sido un personaje con el que yo no he podido dormir, me metí tanto en la piel de la madre que estaba angustiada todo el día. Si ves la historia en todo momento se presentan escenas emocionales desde el capítulo uno. Realmente, terminé agotada. Me dio COVID-19 dos veces”, dio a conocer la actriz de 41 años en entrevista a .

Debido al problema psicológico que comenzó a desarrollar, el cual le afectó su salud, a Herrera se le pasó por la cabeza que jamás podría deshacerse de la vida intranquila en la que estaba inmersa tras participar en la telenovela.

Asimismo, contó que cuando terminó la serie, aunque ya sabía que no iba a grabar, continuaba atormentada. “Traté de meterme en la situación desde el capítulo 1 al 80 y fue de lo más desgastante que he hecho en mi carrera, te lo puedo asegurar, al grado que me costó como una semana o 10 días poder volver a dormir bien”, dijo en diálogo con .

En 2013 participó en "El señor de los cielos", por la que fue nominada, junto a Rafael Amaya, en la categoría de la Pareja perfecta en los premios Tu Mundo, además de recibir otra nominación como la protagonista favorita. (Foto: Ximena Herrera / Instagram)
En 2013 participó en "El señor de los cielos", por la que fue nominada, junto a Rafael Amaya, en la categoría de la Pareja perfecta en los premios Tu Mundo, además de recibir otra nominación como la protagonista favorita. (Foto: Ximena Herrera / Instagram)

DEMORÓ PARA SALIR DEL PERSONAJE

En otra entrevista con la revista manifestó que le fue complicado dejar atrás a su personaje. “El problema era salirme de algo así tan fuerte porque era todos los días durante cuatro meses y 80 capítulos estar sufriendo como Magdalena, en conflicto… Es un personaje que todo el tiempo está manejando tensión y esto de trabajar de lunes a sábado manteniendo emociones muy fuertes evidentemente cobra factura física”.

Tras ello, tuvo que visitar al médico porque se sentía pésimo. “Yo le decía [al doctor]: ‘Siento que me voy a morir, es demasiada presión, demasiado estrés lo que requiere el personaje’. Y el doctor me explicaba: ‘Ximena lo que pasa es que tu cuerpo no asimila que esto no es verdad, el cuerpo físico está pensando que realmente perdiste a un ser querido o no encuentras a un ser querido y te cobra la factura’, entonces el agotamiento era absoluto”.

Aunque todo era psicológico, tuvo que tomar vitaminas y meditaciones para poder sobrellevar ese proceso. En otro momento indicó que el papel le ha servido para ser más empática con las personas que pierden un ser querido.