ha sido y es considerada una de las actrices más bellas de la televisión y cine latinoamericano. Y no es para menos, pues desde que apareció en la pantalla chica, su rostro y talento no solo conquistaron a cuanto televidente la vio, sobre todo tras su participación en Rubí, telenovela con la que consiguió fama y fortuna, pero también muchos problemas, pues en .

MIRA: Bárbara Mori y la historia de una infancia sin mamá y con un padre alcohólico

Cómo no recordar a aquella joven ambiciosa, pero atractiva, que se valió de sus encantos para conquistar a toda costa al novio de su amiga, al que convenció de dejar plantada en el altar a su prometida para huir con ella.

Aunque en la actualidad se alejó de la televisión para dedicarse al mundo del cine, ella tuvo una infancia y adolescencia muy dura que la ayudaron para ser la mujer fuerte y decidida que es hoy.

MIRA: “No era feliz, me miraba al espejo y me ponía a llorar”, dijo Bárbara Mori sobre Rubí

A continuación, te mostramos cómo lucía la actriz uruguaya desde que era pequeña hasta convertirse en la ‘Descarada’, papel que le dio reconocimiento internacional.

Bárbara Mori reconoció la proyección internacional que le trajo “Rubí”, algo que ella no esperaba y menos se había imaginado (Foto: AFP)
Bárbara Mori reconoció la proyección internacional que le trajo “Rubí”, algo que ella no esperaba y menos se había imaginado (Foto: AFP)

BÁRBARA MORI ANTES DE SER FAMOSA

Bárbara Mori contó en una entrevista a pasajes muy duros de su vida. “A mí me rompieron de niña. Mi padre con su adicción y violencia, y mi madre con su abandono (…). Una realidad oscura, triste, alejada del amor (…). Entonces, entendí que para encontrar la felicidad tenía que empezar a mirar hacia adentro y aprendí a meditar”.

En otro momento, la actriz decidió marcar distancia con el personaje que la llevó a la fama: Rubí. Aseguró que jamás le gustó el dinero porque ella creció en un ambiente difícil, llena de carencias.

Es así como llega a trabajar de mesera a los 14 años y al cumplir 17 decide irse de su casa. Para sostenerse económicamente hizo de todo, como repartir volantes y ser bailarina en un antro, pero su vida cambió cuando decide incursionar en el modelaje y al estar frente a cámaras decide que quería ser actriz, por lo que estudia actuación.

Pese a que estuvo en varias producciones de melodramas, ella se alejó del mundo de la televisión para buscar su sueño que era llegar al cine, algo que hizo y la llenó de satisfacción.

Bárbara Mori cuando era jovencita disfrutando de un día de playa  (Foto: Instagram de Bárbara Mori)
Bárbara Mori cuando era jovencita disfrutando de un día de playa (Foto: Instagram de Bárbara Mori)

MADRE Y ABUELA

Bárbara Mori de 42 años se ha convertido en un personaje que busca inspirar a las demás personas, a quienes les dice que nada está perdido y que se debe luchar por los sueños.

Ella es mamá de Sergio, hijo del diputado Sergio Mayer, y abuela de Mila, fruto de la relación de su hijo con la modelo Natálita Subtil.

Ella nació el 2 de febrero de 1978 en Montevideo, Uruguay, y desde que fue pequeña sufrió todo tipo de abandono y maltrato tanto físico como psicológico.

Bárbara Mori toda una adolescente, etapa donde su belleza resaltaba (Foto: Instagram de Bárbara Mori)
Bárbara Mori toda una adolescente, etapa donde su belleza resaltaba (Foto: Instagram de Bárbara Mori)

NUNCA SE DIO POR VENCIDA

La artista luchó por sueños y llegó a formar parte del CEA, de Televisa, y luego al CEFAC, de TV Azteca, donde concluyó sus estudios de actuación y obtuvo su primera oportunidad en la actuación, el portal .

Obtuvo su primera oportunidad en la telenovela “Tric-Trac” (1997) cuando tenía 19 años. Pero su gran salto a la fama fue en la telenovela “Mirada de mujer”, donde se consolidó como uno de los rostros nuevos y atractivos, para posteriormente ser convocada en el papel protagónico de “Rubí”.

Bárbara Mori de pequeña con una picardía inigualable para la foto (Foto: Instagram de Bárbara Mori)
Bárbara Mori de pequeña con una picardía inigualable para la foto (Foto: Instagram de Bárbara Mori)

TAMBIÉN PUEDES LEER