En "¡Ah, qué Kiko!", Don Ramón era administrador de una tienda de abarrotes, mientras que Kiko era su ayudante. (Foto: Imevisión)
En "¡Ah, qué Kiko!", Don Ramón era administrador de una tienda de abarrotes, mientras que Kiko era su ayudante. (Foto: Imevisión)

A pesar de que han pasado más de tres décadas de la muerte de , en agosto de 1988, su legado sigue vigente. Cómo olvidar a este reconocido actor mexicano que interpretó a Don Ramón en , serie en la que era un viudo desempleado, que tiene una deuda de 14 meses de renta con el señor Barriga y que debía soportar los constantes golpes de Doña Florinda.

MÁS INFORMACIÓN: Carlos Villagrán contó la última broma que le hizo Ramón Valdés antes de morir

Si bien, se caracterizaba por su mal humor, carácter explosivo y ser muy estricto, sobre todo con su hija la Chilindrina, él era carismático y de buen corazón, personalidad que lo convirtió en uno de los personajes más queridos del programada creado por Chespirito, en el que estuvo hasta 1981.

Tras dejar la serie por diferencias con Florinda Meza, pareja de Roberto Gómez Bolaños, él acompañó a Carlos Villagrán a Venezuela, en 1982, en su proyecto “Federrico”, donde interpretó a Don Moncho, pero debido a la baja audiencia, sólo participó en la primera temporada del programa y retornó a México.

MÁS INFORMACIÓN: La vez que don Ramón y Godínez hablan de póker aunque nadie se dio cuenta

En 1987 regresó a la televisión mexicana con su excompañero de programa y gran amigo Villagrán en “¡Ah, qué Kiko!”, retomando su personaje de Don Ramón. A diferencia de su papel en la vecindad del Chavo, ahora él era administrador de una tienda de abarrotes, mientras que Kiko era su ayudante. Por temas de salud, tuvo que dejar el programa, que al final se convirtió en la última serie cómica donde aparecería.

Ramón Valdés acompañó en los proyectos personales a su gran amigo Carlos Villagrán. (Foto: Imevisión)
Ramón Valdés acompañó en los proyectos personales a su gran amigo Carlos Villagrán. (Foto: Imevisión)

LA ÚLTIMA ESCENA DE RAMON VALDÉS EN “¡AH, QUÉ KIKO!”

En noviembre de 2018, al recordarse 30 años de la partida de Ramón Valdés, Carlos Villagrán contó cómo fue la última vez que grabó su querido amigo en “¡Ah, qué Kiko!”, señalando que esto sucedió un año antes de que fallezca.

“La última escena de Don Ramón era que Kiko y otros se retaban en visitar el panteón para ver quién tenía más valor en la noche. Total que Don Ramón no sabe y va a buscar a Kiko, entra al panteón con un efecto de una bruma y se pierde entre ella. ¡Corte! ¡Se queda!”, manifestó.

¿FUE UNA PREMONICIÓN?

Para el propio Villagrán, esto significó la partida de Valdés. “Fue la última escena. Fíjate que entra al panteón y desaparece, fue lo último que hizo [en la serie], después de eso muere (…). Varias personas lo tomaron como una despedida”, indicó.

Según él, al ver a su amigo alejarse y desaparecer en la bruma blanca hasta que lo hace totalmente, significó algo premonitorio, que hasta ahora no puede sacar de su mente, publicó .

MUERTE DE RAMÓN VALDÉS

Ramón Valdés dejó de existir el 9 de agosto de 1988, a los 64 años, a causa de cáncer de estómago, que le habían diagnosticado dos años antes. Y aunque estaba en tratamiento, él continuaba trabajando y haciendo giras internacionales, siendo Perú el último país que visitó.

Después de dos semanas de quedar sedado para evitar el dolor, falleció en el Hospital Santa Elena de la Ciudad de México. Algunos de sus compañeros se apresuraron en terminar sus giras para poder acompañar a la familia en las exequias correspondientes.

A su entierro asistieron, además del público, varios de sus colegas de “El Chavo del 8” como Angelines Fernández, quien interpretó a Doña Clotilde; Édgar Vivar, el Señor Barriga; Rubén Aguirre, el profesor Jirafales; Carlos Villagrán, Quico; y Horacio Gómez, Godínez. María Antonieta de las Nieves, la Chilindrina, no asistió, ya que estaba de gira en Perú. Pero el gran ausente indudablemente fue Chespirito.