1 de 5
Un día como hoy hace 49 años arribaba a nuestra capital, el cantante argentino Roberto Sánchez, conocido artísticamente como Sandro; fue un cantautor de canciones melódicas, rock and roll y pop en castellano. El gaucho llegó en esa oportunidad junto a su mentor artístico Pepe Dominguin y su representante Enrique Manuel. Sandro tuvo un cálido recibimiento, pues en el aeropuerto Jorge Chávez se apostaron cientos de fans del admirador del rey del Rock and Roll, Elvis Presley.
Sandro. Foto GEC Archivo Histórico

Un día como hoy hace 49 años arribaba a nuestra capital, el cantante argentino Roberto Sánchez, conocido artísticamente como Sandro; fue un cantautor de canciones melódicas, rock and roll y pop en castellano. El gaucho llegó en esa oportunidad junto a su mentor artístico Pepe Dominguin y su representante Enrique Manuel. Sandro tuvo un cálido recibimiento, pues en el aeropuerto Jorge Chávez se apostaron cientos de fans del admirador del rey del Rock and Roll, Elvis Presley.

2 de 5
En dicha oportunidad Sandro se presentó, primero por la tarde en la Plaza de Acho y posteriormente en la noche en el gran Teatro Municipal de Lima. Cabe destacar que ambas funciones fueron organizadas a beneficio de obras sociales. A pesar de su corta estadía, pues solo estuvo un día en Lima; el cantante fue muy ovacionado en sus dos presentaciones. Aquella vez en una de sus declaraciones a la prensa precisó que era muy cauto con respeto a la exposición de su entorno familiar, pues solo quería que se interesen en su trabajo.
Sandro. Foto GEC Archivo Histórico

En dicha oportunidad Sandro se presentó, primero por la tarde en la Plaza de Acho y posteriormente en la noche en el gran Teatro Municipal de Lima. Cabe destacar que ambas funciones fueron organizadas a beneficio de obras sociales. A pesar de su corta estadía, pues solo estuvo un día en Lima; el cantante fue muy ovacionado en sus dos presentaciones. Aquella vez en una de sus declaraciones a la prensa precisó que era muy cauto con respeto a la exposición de su entorno familiar, pues solo quería que se interesen en su trabajo.

3 de 5
Sandro se ubicaba en el medio del camino entre lo erótico y romántico, con su cantar quebrado y trémulo que tienen aquellos cantantes reminiscentes. Fue ese mismo que ‘electrizó’ a los presentes en Acho y el Municipal y que gozó cuando su voz se deslizaba a través del micrófono cantándole al amor, al drama de la relación amorosa, pero del que poco o nada se sabe, si amaba o amó.
Sandro. Foto GEC Archivo Histórico

Sandro se ubicaba en el medio del camino entre lo erótico y romántico, con su cantar quebrado y trémulo que tienen aquellos cantantes reminiscentes. Fue ese mismo que ‘electrizó’ a los presentes en Acho y el Municipal y que gozó cuando su voz se deslizaba a través del micrófono cantándole al amor, al drama de la relación amorosa, pero del que poco o nada se sabe, si amaba o amó.

4 de 5
Así era el divo, el mito que no se conocía, el hombre que ocultaba el divo tras una muralla de impenetrable misterio, que pedía simplemente el derecho a vivir su intimidad, su existencia, a donde no lleguen las luces de las candilejas, ni el griterío fanático de las plateas.
Sandro. Foto GEC Archivo Histórico

Así era el divo, el mito que no se conocía, el hombre que ocultaba el divo tras una muralla de impenetrable misterio, que pedía simplemente el derecho a vivir su intimidad, su existencia, a donde no lleguen las luces de las candilejas, ni el griterío fanático de las plateas.

5 de 5
Finalmente Sandro se mostró en Lima como un consumado “showman”, brindando un lúcido espectáculo, siendo aplaudido por los numerosos presentes ante la interpretación de todo su repertorio musical. Luego de esta presentación salió raudo para el hotel y posteriormente se dirigió hacia el aeropuerto donde lo esperaba un vuelo rumbo a su natal Argentina.
Sandro. Foto GEC Archivo Histórico

Finalmente Sandro se mostró en Lima como un consumado “showman”, brindando un lúcido espectáculo, siendo aplaudido por los numerosos presentes ante la interpretación de todo su repertorio musical. Luego de esta presentación salió raudo para el hotel y posteriormente se dirigió hacia el aeropuerto donde lo esperaba un vuelo rumbo a su natal Argentina.