Aunque desde pequeña le crearon complejos por su aspecto físico, con el paso de los años pudo superarlos. (Foto: Ludwika Paleta / Instagram)
Aunque desde pequeña le crearon complejos por su aspecto físico, con el paso de los años pudo superarlos. (Foto: Ludwika Paleta / Instagram)

, la reconocida actriz que da vida a Ana Servín en la exitosa ser de Netflix “Madre solo hay dos”, contó cómo los estereotipos a los que está sometido este mundo destruyeron su autoestima desde que era una adolescente.

MÁS INFORMACIÓN: Ludwika Paleta defiende de las críticas a la serie “Madre solo hay dos”

En diálogo con sus seguidores a través de cuenta de Instagram, la histrión de nacionalidad polaco-mexicana narró que durante su desarrollo habían personas que la hacían sentir mal y le creaban inseguridades por su aspecto físico.

Para comenzar a hablar de este delicado tema, ella compartió en sus historias la imagen de dos tipos de muñecas Barbie: la delgada y alta que todos conocemos y otra más bajita y un poco gruesa.

“Relacionado con el post que puse de las muñecas: cuando yo estaba creciendo, yo tenía problemas de peso, yo no me sentía bonita. Yo llegaba a la oficina de algún productor o de alguna productora y antes de empezar una telenovela me decían: ‘Tienes que bajar de peso’ y tenía muchísimos complejos al respecto”, comenzó diciendo.

La actriz dijo que la verdadera belleza  es lo que está en el interior de cada persona. (Foto: Ludwika Paleta / Instagram)
La actriz dijo que la verdadera belleza es lo que está en el interior de cada persona. (Foto: Ludwika Paleta / Instagram)

Aunque por aquellos años estas “indicaciones” le afectaban porque estaba en pleno desarrollo, con el paso del tiempo comprendió que lo más importante en una persona es la belleza interna. “Por eso es lo que les digo: ‘Lo de la perfección es una cosa de adentro para fuera”.

Asimismo, señaló que por más que una persona sea físicamente simpática externamente, si esta no se siente bien consigo misma, nada tiene sentido.

“Lo bonito no es lo importante, que lo bonito está en otras virtudes, en ser valiente, fuerte, sensible, en ayudar a los demás, en tener un corazón bonito. No sé, en lo que se les ocurra, en lo que realmente es importante para que las niñas, desde pequeñitas, sintamos que no tenemos que ser bonitas”, indicó.

“Si tú no te sientes bien contigo misma, por más ‘bonita’ que parezcas (…), por más perfecta que seas; si tú no estás bien en tu interior, no te vas a sentir bien”, precisó.

Este mensaje de amor propio lo compartió en el marco del Día Internacional de la Mujer; por lo que pidió a todos a aceptarse y quererse tal y como son.

Ella lamenta que los estereotipos destruyeran su autoestima cuando era pequeña. (Foto: Ludwika Paleta / Instagram)
Ella lamenta que los estereotipos destruyeran su autoestima cuando era pequeña. (Foto: Ludwika Paleta / Instagram)