Keisuke Honda, volante japonés, desembarcó en Río de Janeiro en medio de una multitudinaria fiesta de los hinchas del , donde jugará la próxima temporada. Miles de personas se aglomeraron en el aeropuerto internacional Tom Jobim (Galeao) para recibir al futbolista de 33 años.

“¡Olé, olé, olé, olá! ¡Honda, Honda!”, gritaban los aficionados ondeando banderas japonesas y del club carioca. Honda correspondió la calurosa bienvenida con un saludo comedido y una amplia sonrisa, exhibiendo ante las cámaras una bandera de su nuevo equipo.

Su presentación oficial será este sábado en el estadio olímpico Nilton Santos, conocido como Engenhao. La estrella del fútbol japonés, que según la prensa brasileña fue contratado por un año, vestirá el número 4 del Botafogo.

La expectativa de su llegada hizo que se agotaran las camisetas con el nombre del jugador en la tienda de la sede del club. Honda tenía el pase libre desde su salida a fines de diciembre del Vitesse Arnhem holandés, solo dos meses después de su contratación, durante los cuales jugó apenas cuatro partidos.

El exjugador del AC Milan y el CSKA Moscú brilló sobre todo en la selección nacional. En 2018 fue el primer japonés en hacer un gol en tres participaciones del país del sol naciente.

Honda no es el primer extranjero contratado al final de su carrera por el mítico club de Garrincha. El holandés Clarence Seedorf se había incorporado en 2012 y jugó un año y medio, marcando 24 goles en 81 partidos.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.