Carlos Zambrano nos presenta a su hijo Massimo.
Carlos Zambrano nos presenta a su hijo Massimo.

El sucesor vio la luz. Tiene nombre de luchador y apellido de futbolista. Massimo Zambrano nació y desde ya sueña con ser el futuro ‘9’ de la . Con esa alegría, emoción y el corazón palpitante, recibió a su nuevo hijo que llegó la mañana del jueves en una clínica de la capital argentina. Es el cuarto heredero del central de , tras Luciano, Thiago y Ainhoa.

MIRA: Luis Advíncula ‘pone al centro’ a Carlos Zambrano con terrible broma | VIDEO

Quise llamarlo Máximo, el gladiador, como la película, pero mi esposa (Marcia) prefirió que sea con dos ‘S’. Es una doble dicha que haya llegado horas después del triunfo ante River. Ha llegado con el pan y los clásicos sobre el brazo. Creo que voy a tener un hijo más y ahí ya cierro la fábrica. Deseo tener 5 como el número que uso en mi camiseta”, comentó el ‘León’, que ayer se practicó una resonancia para ver la magnitud de la lesión lumbar que lo obligó a abandonar la cancha a los 78′ frente al ‘Millo’.

Zambrano espera que no sea nada grave, pues en setiembre podría retornar a la selección para la fecha triple de Eliminatorias. El ‘Kaiser’ volvería junto a Luis Advíncula, su nuevo compañero en el ‘xeneIze’. “Lucho cumplió (ante River), hizo un buen partido a pesar que solo entrenó dos días. Calidad le sobra, concentramos juntos y tiene para aportar mucho”, añadió el central chalaco.

MIRA: Hermano de Carlos Zambrano: “En todo momento trató de tranquilizar” [VIDEO]

La dolencia lumbar le impedirá al defensa jugar el domingo ante Argentinos Juniors en la ‘Bombonera’ por la liga argentina por lo que Miguel Ángel Russo volverá a la línea de cuatro en defensa. En las próximas horas se conocerán los resultados de los exámenes a los que fue sometido el ‘león’ pero el cuerpo médico boquense cree estará listo para el próximo choque frente a Estudiantes de la Plata el siguiente fin de semana.

Boca en mala racha

El triunfo ante River por la copa calmó las aguas en tienda xeneize, sin embargo para nadie es un secreto que el cuadro azul y oro no anda bien. Boca lleva 14 partidos sin ganar en los 90 minutos siendo su último triunfo el que consiguió en Copa Libertadores ante The Strongest por 3-0 el pasado 26 de mayo.

Luego de ese encuentro, el cuadro de Russo cosechó 9 empates y 4 derrotas, unos números muy malos para un grande del fútbol argentino. Si a esto se le suma que no se anotaron goles en los últimos 5 encuentros, queda confirmado que el triunfo ante los ‘millonarios’ tuvo un efecto balsámico para el técnico y su plantel.

TE PUEDE INTERESAR