Christian Cueva defendió la casaquilla de la Universidad San Martin, donde vivió más de una anécdota (Foto: Andina)
Christian Cueva defendió la casaquilla de la Universidad San Martin, donde vivió más de una anécdota (Foto: Andina)

es una fuente inagotable de anécdotas. El volante de la siempre ha hecho de las suyas, una de ellas fue durante sus primeros años en la donde puso de cabeza su entrenador y dirigentes por una travesura ¡IMPREDIBLE!

TE VA A INTERESAR | Jean Deza y el día que se bajó de un avión para escaparse con amigos del Callao

. Entre altas y bajas, golazos y errores, actuaciones de 10 puntos e indisciplinas, ‘Aladino’ ha logrado mantenerse como pieza fundamental de la selección peruana,

, una anécdota que dejó marcado desde temprano lo que se podía esperar de Christian en adelante. Ocurrió en sus primeros días en busca del profesionalismo y bien pudo haber truncado su futuro.

Cumpleaños de Christian Cueva
La pasó entrenando. https://www.latina.pe/

Christian Cueva arriesga su carrera por una vaca

Cueva fue llevado a muy temprana edad a la Universidad San Martín, club donde inició su carrera futbolística, luego de que un equipo de Huamachuco jugara con la SUB 20 del club limeño y Christian deslumbrara con 14 años.

A los pocos días de llegada a Lima, desde su natal Huamachuco, el joven futbolista se desapareció de la concentración por una peculiar razón, la cual tuvo que revelar a su regreso. Cueva desapareció de la concentración durante cuatro días. Había viajado a Huamachuco para jugar un partido con sus familiares en un tradicional torneo local donde el premio era una vaca. En San Martín lo querían matar, pero lo perdonaron y quedó como una anécdota, contó el periodista Gonzalo Núñez.

Luego de este impasse, Cueva debutó con el primer equipo de la Universidad San Martín en el año 2008, cuando tenía apenas 16 años de edad.

Cueva y cuando jugar por dos equipos en el mismo partido lo llevó al fútbol profesional

Uno de los momentos clave de la carrera defue retratado en el libro ‘El Camino a Rusia’ de Umberto Jara. Se trata de la historia en la que ‘Aladino’ la rompió en un partido, jugando por los dos equipos que rivalizaban.

“La pequeña ciudad de Huamachuco, en la sierra norte del Perú, recibió el 16 de agosto del 2007 al equipo sub 20 de la Universidad San Martín que llegó para jugar un partido amistoso con la selección local. Esa tarde, Cueva terminó alineando por los dos equipos y anotó dos goles, uno para cada uno.

Se dio esta insólita situación porque Cueva jugó un magnífico primer tiempo para los de Huamachuco y el DT. de la San Martín quiso probarlo de inmediato”.

Luego de jugar el segundo tiempo con la camiseta de los visitantes, Cueva fue llevado a la Universidad San Martín, donde debutó dos años después y fue campeón nacional.

Cueva recibe su cumpleaños sudando la gota gorda

‘Aladino’ cumplió 30 años y esta vez decidió dejar de lado por un momento la música de Toño Centella para concentrarse en su preparación física con su personal trainer.

(Foto: Agencias)
(Foto: Agencias)

André Carrillo revela las chapas de Christian Cueva

no evita que le juegue bromas pesadas. Ni siquiera en su cumpleaños, ‘Aladino’ se salvó de la chacota por parte de la ‘Culebra’.

El delantero del Al Hilal le dedicó un afectuoso mensaje a Cueva por su cumpleaños número 30, un saludo en el que recordó su famoso buzo amarillo y en el que reveló las chapas desconocidas del volante del Al Fateh.

Disfruta tu día mi soli. Feliz cumpleaños forancho, bandido de bandidos, terrible faite, ensalada de caigua, pen... de Challapalca”, publicó Carrillo en su cuenta de Instagram.

‘Barrunto’ pico diente a Christian Cueva

Christian Cueva utilizó sus historias de Instagram para compartir los saludos de sus amigos, entre ellos se pudo ver uno en particular, el de la conocida cevichería ‘Mi Barrunto’ de La Victoria lugar donde fue amapayado das antes de jugar la Copa América.

Feliz cumpleaños hermano, te queremos. Que Dios te bendiga siempre rodeado de tus seres queridos y con salud!, le dedicó el duelo del local Augusto Sánchez, quien espera algún día volver a tenerlo entre sus comensales.

TE VA A INTERESAR