: Mascarillas, vestuarios personalizados, solo jugadores y comando técnico y sin acceso a medios de prensa, son algunas de las medidas que tomó el Rapid Viena de la Bundesliga de Austria para que el plantel profesional retome los entrenamientos al mando del entrenador Dietmar Kühbauer.

El gobierno de Austria emitió la ordenanza número 16 que permite a los clubes profesionales, a los doce clubes de la Bundesliga de ese país y los clubes finalistas de la Copa de Austria, que puedan volver a sus entrenamientos en grupos de máximo 6 personas por turno y en el que exista, al menos 2 metros de distancia entre jugadores, entrenadores y miembros del comando técnico. Además, en caso necesiten usar instalaciones cerradas, se recomienda que cada persona tenga un espacio de 20 metros cuadrados.

Amparándose en esta norma, Rapid Viena decidió retomar los entrenamientos y armó cinco grupos de seis jugadores para que la totalidad de la plantilla pueda entrenar con normalidad.

Eso sí, cada futbolista tiene una habitación propia a la que acceden directamente desde los estacionamientos del club, pasan un proceso de desinfección y reciben dos indumentarias del club completamente limpias, la primera para entrenar y la segunda para cambiarse y se dirijan a sus casas a bañarse. Además, de las mascarillas que son de uso obligatorio durante su presencia en las instalaciones del club y no en el entrenamiento.

Y para mantener la salubridad de las instalaciones del Allianz Stadion de Viena, el club decidió que solo ingresen al club los jugadores, médicos y comando técnico.

Los cinco grupos de jugadores que se formaron para entrenar son los siguientes

  • A: Strebiinger; Hofmann, Schick, Velimirovic, Murg, Kara
  • B: Polster; Barac, Stojkovic, Schwab, Ljubicic, Kitagawa
  • C: Knoflach; Dibon, Ullmann, Petrovic, Arase, Demir
  • D: Hedl; Sonnleitner, Auer, Grahovac, Knasmüllner, Fountas
  • E: Gartler, Greiml, Hajdari, Ibrahimoglu, Schuster, Savic

VIDEO RECOMENDADO

NO DEJES DE VER

TE PUEDE INTERESAR: