Cuto Guadalupe celebró sus 45 años y vuelve como columnista
Cuto Guadalupe celebró sus 45 años y vuelve como columnista

es uno de los personajes más carismáticos del fútbol peruano. No importa de qué equipo seas, ‘Cuto’ siempre cae bien. Y tiene muchas historias que contar. Y las hará con estas columnas semanales que saldrán todos los jueves. La de hoy es por un día especial: su cumpleaños. ¡Felices 45, ‘Cuto’! Empecemos:

En una camioneta 4x4, acompañado por mis compadres Kike y Vanessa Paravicino, voy recorriendo la ciudad de Miami (Florida, Estados Unidos). Paso por los malls (centro comerciales) Aventura, Dadeland, Bal Harbour Shops, las playas de Miami Beach y más. Mientras me traslado, de un lugar a otro, de fondo suena la música del Zambo Cavero. Una de mis favoritas, por supuesto, es ‘Contigo Perú'.

Y la nostalgia me invade. Ahora pasaré un cumpleaños más tranquilo en casa de mis compadres, lejos de mi familia. Puedo celebrar un año más de vida en la Luna, en Plutón, donde sea, pero jamás olvidaré mis cumpleaños en Corongo, mi barrio chalaco de toda la vida.

¡Qué tales rumbas! ¡Inolvidables! Aparte, mi cumpleaños los celebro como todas las fiestas patronales, una semana. Antes de que vengan algunos a criticar, debo decir que hay un motivo serio para celebrar una semana.

Resulta que en mi partida de nacimiento figura el 6 de abril de 1976 como mi primer día de vida. Sin embargo, lo cierto es que yo nací un 3 de abril. Pero esa historia la contaré en otra columna.

‘LOS COMEGATOS’ Y EL QUE ME PUSO ‘CUTO’

En el barrio había familias muy reconocidas. Estaban los Ramos (conocidos como ‘Los Comegatos’), los Alguedas y --por supuesto-- los Guadalupe. Mi cumpa era Alejandro Alguedas, él tenía a sus hermanos el ‘Negro’ Willy, el ‘Diablo Nene’ y la ‘Pantera’ Tony.

El ‘Negro’ Willy fue quien me puso la chapa de Cuto. Un día me vio con el torso desnudo y dijo “parece un cutito”, por los perros negros cutos, esos grandes que tienen la cola cortada como los doberman.

Los Alguedas son una familia identificada con Alianza Lima. La gran mayoría jugó en las divisiones menores del club victoriano. Así conocí a y a Juan Jayo, cuando iban al barrio.

Luis 'Cuto' Guadalupe en su casa de Corongo compartiendo con Alejandro Alguedas, su amigo de infancia. En el fondo se ve a Tony La Pantera Alguedas.
Luis 'Cuto' Guadalupe en su casa de Corongo compartiendo con Alejandro Alguedas, su amigo de infancia. En el fondo se ve a Tony La Pantera Alguedas.

De nacimiento soy chinchano, pero amo Corongo, adonde llegué a vivir recién nacido. Por las calles de Corongo he caminado descalzo, he jugado pelota en cada barrio, también hice muchas travesuras como todo niño que se digne de haber tenido una infancia ‘palomilla’.

En mi humilde hogar de Corongo, Ciudadela Chalaca MZ: F, LT: 34, han pasado muchos amigos de la pelotita para celebrar mi cumpleaños. ¡Mencionar a todos sería imposible! Pero veamos algunos: ‘Puma’ Carranza, Paolo Maldonado, ‘Ñol’ Solano, Jean Ferrari, Waldir Sáenz, Juan Jayo, Miguel Rebosio, Johnny Vegas, Martín Hidalgo, Roberto ‘Foca’ Farfán y muchos más.

También llegaba la familia de todos lados. Ya se imaginarán, somos una familia numerosa. Llegaba mi hermana Charo con, en ese entonces era un gracioso pequeño de cinco o seis añitos.

La casa era pequeña, pero el corazón muy grande. Parábamos ‘full’, la cocina, la sala y los demás en la calle. Todo era un solo sentimiento. Camaradería, hermandad, confianza, complicidad y muchas ganas de pasarla bien.

Ahora que recuerdo, no sé cómo hacía mi mamá María (Prince) para hacer que la comida alcance para tantos invitados. Normalmente, los invitados “venían con cola”. Eso significa que el invitado llevaba uno o dos personas más. Así es en el barrio y no hay roche jamás.

Una postal. Luis 'Cuto' Guadalupe acompañado de Rivelino Carassa y Alejandro Alguedas en el Maracaná de Chacaritas.
Una postal. Luis 'Cuto' Guadalupe acompañado de Rivelino Carassa y Alejandro Alguedas en el Maracaná de Chacaritas.

Los platos que se preparaban eran la carapulcra con sopa seca, el arroz con pollo, pollo al horno, escabeche de patita de chancho. Y con la menudencia, al día siguiente, se preparaba su rico aguadito. Mientras escribo esto se me hace agua la boca. Extrañando mi rica comida, evoco mi grito de batalla: ¡Tengo hambre!

La gente llegaba con sed, todos tenían lengua de loro, por lo seca. Para poder controlar la sed, desde Chincha traíamos cachina y vino en tremendas damajuanas y porrones. Mi hermana Diana se encargaba de preparar los tragos, que normalmente era sangría. La preparaba con vino, Kola Inglesa y su fruta picadita, su manzana. Ya de fondo sacábamos las Hulks, las verdes, las chilindrinas, las chelas.

‘GO PATO’, ‘TRAMPOLÍN’ Y ‘MUÉVELO, MUÉVELO’

En esos tiempos los famosos equipos de música funcionaban con cassette, nada de USB o . La buena música era infaltable. Sonaba la salsa, merengue, música negra y hasta reggae.

Imaginariamente en el escenario de mi casa de Corongo se presentaban el gran Óscar De León, Ángel Canales, El Gran Combo, La Sonora Ponceña, Wilfrido Vargas, el panameño El General (¡con su tema ‘Muévelo muévelo’!), Pato Banton con su ‘hit’ ‘Go Pato’.

Así pasábamos mi cumpleaños. Full movimiento. Mi hermano, el ‘Flaco’ Walter Guadalupe, le ponía la animación. Era un espectáculo. Sensacional. Era un show aparte en cada baile, era la atracción de todos. Y bueno, yo que tenía mis cositas para bailar, que años después sacaron lustre al escenario de ‘El Gran Show’.

La otra atracción de mis cumpleaños era mi hermano mayor, Domingo ‘Quembol’ Guadalupe, bailando su tema Malagueña cantada por Lucila Campos. Sí, el papá de , que busca abrirse campo en la MLS. Era un baile con picardía, ritmo y show.

Luis 'Cuto' Guadalupe se detiene un momento para tomarse una foto para el recuerdo en la playa de Miami Beach.
Luis 'Cuto' Guadalupe se detiene un momento para tomarse una foto para el recuerdo en la playa de Miami Beach.

Pero la fiesta no acababa ahí, ya sazonado yo tenía que bailar uno de mis tantos temas preferidos de música criolla. El Alcatraz del Arturo “Zambo” Cavero y Óscar Avilés. Modestia aparte, la rompía bailando.

Así la pasábamos, entre bromas, ritmo, salud, muestras de cariño y afecto de cada presente.

Ya cuando la fiesta estaba avanzada, sacábamos el cajón para bailar la música negra. En ese momento hacíamos un círculo y poníamos al centro a nuestros sobrinos para que bailen. Entraba César Távara, Milagros, Giancarlo y también le hacíamos bailar a Jefferson Farfán. El que lo hacía mejor se ganaba su propina. ¡Qué lindos recuerdos!

Reza el dicho que recordar es volver a vivir. Se me aguan los ojos. Los años pasan, las experiencias se acumulan, pero sigo siendo el muchacho sensible de Corongo. Es que revivir esos cumpleaños me hace botar unas lágrimas. Saben que soy llorón, soy nostálgico. Es parte de mi esencia.

Bueno, debo seguir. Desde Miami, un saludo para toda mi gente. Nadie me quita lo bailado. Ahora, mis 45 años, la pasaré con mis compadres, recordando cada episodio de mis fiestas y por supuesto bailando el tema ‘Camaleón’ de Rubén Blades, cantando con Los Van Van y su canción ‘Aquí el que baila gana’. Llevo la música y el baila en mi sangre.

Pero siempre con una sonrisa a flor de piel, un salud imaginario para todos mis amigos y seguidores. Me pueden seguir en Instagram: y mi Facebook: . Eso sí, todas las semanas estaré en Trome.pe, contando mis memorias. Hace unos años . ¡Gracias por leerme!

VIDEO RELACIONADO

TROME - Cuto Guadalupe sobre Yahaira Plasencia y Jefferson Farfán: “No toco ese tema porque nunca me trajo felicidad”
TROME - Cuto Guadalupe sobre Yahaira Plasencia y Jefferson Farfán: “No toco ese tema porque nunca me trajo felicidad”

TE PUEDE INTERESAR