Luis ‘Cuto’ Guadalupe nos cuenta su debut en Universitario de Deportes y su primera alegría. (Foto: Trome)
Luis ‘Cuto’ Guadalupe nos cuenta su debut en Universitario de Deportes y su primera alegría. (Foto: Trome)

Luis ‘Cuto’ Guadalupe es uno de los personajes más carismáticos del fútbol peruano. No importa de qué equipo seas, ‘Cuto’ siempre cae bien. Y tiene muchas historias que contar. Y las hará con estas columnas semanales que saldrán todos los viernes. La primera ya salió, fue . Empecemos con la segunda:

En el año 1995, el técnico uruguayo me hizo debutar como delantero en . A finales de ese año la ‘U’ tendría un partido decisivo contra por el subcampeonato y clasificar a la Copa Libertadores junto a , que había logrado el título del .

Mi debut se había dado en un partido en Cerro de Pasco, ante Unión Minas, en el que Markarián me hizo ingresar en el segundo tiempo, pero a los pocos minutos tuve que salir por falta de aire. Me ahogué.

LEE MÁS: ‘Congelan’ a Joel Alarcón por no cobrar este penal contra Alianza Lima [VIDEO]

Recuerdo que ese año nos había ido mal ante nuestro clásico rival, Alianza Lima. En las emisoras de radio se escuchaba a Enrique Iglesias con sus temas ‘Experiencia religiosa’, ‘Si tú te vas’, entre otras. Me acuerdo que otra canción que se escuchaba bastante era la de Raúl Romero, ‘Las Torres’, aunque ya había buen tiempo de su lanzamiento. Mi causa Paolo ‘Pasta’ Maldonado llevaba su minicomponente y escuchábamos temas variados.

Cuando debuté como profesional, todo era nuevo para mi, pero jamás podré olvidar que me tocó concentrar con Roberto Martínez. En ese entonces, amo y señor de Universitario de Deportes y la selección peruana. El capitán. Pero esa historia merece otra columna que después la contaré.

Volviendo a 1995, la noche del 27 de diciembre, hice dupla en el ataque con el brasileño Alex Rossi, jugué con la camiseta ‘9’ y Rossi con la ‘7’. El brasileño me había dado algunos secretos de los delanteros para moverme mejor en el frente. La cita fue en el viejo y querido estadio Nacional. Un ambiente impresionante. El árbitro fue el doctor Alberto Tejada.

Aquí quiero detenerme un momento: Tejada había tenido un mal año con la famosa mano del brasileño Tulio, entre Brasil y Argentina por la Copa América de Uruguay 1995. Con ese gol, ayudado por la mano, aquel duelo terminó 2-2 por lo que definieron por penales. El ‘Scratch’ clasificó y toda la opinión pública en Argentina consideró que fue un ‘robo a mano armada’. Es más, esa jugada fue bautizada por la prensa gaucha como “La mano del diablo” en contraposición a “La mano de Dios” que hizo Diego Maradona en el Mundial de México 86 ante los ingleses...

Dos días después de la Navidad probé mi primer sorbo de alegría y satisfacción. Sin dudarlo, fue el mejor regalo. El capitán Roberto Martínez anotó el gol del triunfo sobre los 85 minutos y desató la locura total en el Nacional y medio Perú. Nos había ido mal ante los aliancistas, pero nos sacamos el clavo con ese partido. La cosa picante vendría después.

Con el marcador a nuestro favor, a muy pocos minutos para que acabe el partido, teníamos controlado el duelo. Hasta que llega la famosa jugada de Roberto Martínez que se sienta sobre la pelota y luego me la ‘cucharea’. Al momento que recibo el pase, Juan José Jayo me revienta con todo y tuve la fortuna que no me rompió, pero quedé muy adolorido.

El árbitro Tejada no había cobrado nada. Luego de unos minutos, me levanto con todo el dolor y veo que me muestra la tarjeta roja. No lo podía creer. Sentí una impotencia tan grande y me dejé llevar. La gente se acuerda mucho de que Alex Rossi me cargó para sacarme del campo. Ni bien salí, se me salió todo Corongo y las declaraciones están tal cual en los archivos de Youtube.

Salí llorando ante tanta injusticia. No se podía justificar un pésimo arbitraje. “Nooo. Me está yendo a reventar, ustedes están viendo. Ese árbitro está traumado, está loco, ya no debería arbitrar, ese hijo de p…”, fueron mis palabras entre lágrimas sobre la pista atlética.

Al día siguiente tuve que salir a pedir disculpas, me había excedido. Se me venía una sanción fuerte. Con mi arrepentimiento en todos los canales, igual me dieron de 3 a 4 fechas si la memoria no me falla. Pero el tiempo me dio la razón. Hoy el doctor Tejada es un político y alcalde de la Municipalidad de San Borja. También es un reconocido hincha de Alianza Lima. Igual lo espero doctor Tejada en mi Restaurante Cuto 16 para comernos una rica carapulcra con sopa seca.

PD: Muchas gracias por los saludos de cumpleaños a todos mis familiares, amigos y seguidores. Me pueden seguir en mi Facebook: Luis Alberto Guadalupe y en mi Instagram: Cuto Guadalupe 16.

TE PUEDE INTERESAR