'Cuto' Guadalupe recordó la final del 2011, a 10 años de su último título nacional. Foto: Juan Aurich.
'Cuto' Guadalupe recordó la final del 2011, a 10 años de su último título nacional. Foto: Juan Aurich.

Se cumplieron 10 años del único título nacional del Juan Aurich de Chiclayo, el cual se logró en una infartante final ante Alianza Lima y

TE VA A INTERESAR | Pedro Gallese sobre decadencia de su exequipo ‘Los Jotitas’: “Nos mareamos un poco”

En diálogo con RPP, ‘Cuto’ recordó la final que lo dejó marcado, no solo por lo difícil que fue y el esfuerzo que les requirió, sino también por las frases que soltó al final del partido y que dieron pie a que hoy en día, siga vigente en el corazón de los hinchas del fútbol peruano.

Frases como “Ahh, soberbios”, “No querían jugar a las 4, querían jugar a las 5. Que el permiso... no que el otro... Yo tengo 40 años y quiero jugar otro partido”, y el ya omnipresente: “la fe es lo más lindo de la vida”.

“Todo lo que dije en ese momento luego del partido salió desde el fondo de mi ser. Todos sabíamos que ellos no querían jugar ese día, querían que sea en más tiempo”, indicó.

“Fue una frase que nunca pensé decirla, Dios me la dio. Eso salió en el momento. Esa frase ha tomado una fuerza que ha roto barreras, sobre todo en momentos de pandemia donde tenemos que creer en Dios. ”, agregó.

Juan Aurich campeón viniendo de atrás

El primero terminó con triunfo blanquiazul por 2-1 en Chiclayo. Cuando ya todo estaba listo para la fiesta en Matute, Aurich ganó 1-0 con gol de Ysrael Zúñiga para después cerrar la serie por penales en el Estadio Nacional.

“Queríamos hacer historia ante un grande como Alianza Lima. Primero en su casa y luego en el Estadio Nacional, si uno se propone cosas en la vida, se puede lograr. Fue una digna final, una final soñada”, expresó.

“El profesor Umaña me dijo que me tranquilice luego del gol de Zúñiga. Me dijo que todavía faltaba y me tenía que calmar porque yo era el capitán. En el camerino nos dijo que podíamos hacer historia en el Juan Aurich”, relató.

Guadalupe reconoce que en Alianza Lima estaban demasiado confiados en que iban a salir campeones. “Se sentían seguros que iban a ganar. Incluso, se rieron cuando salimos a la cancha tomados de las manos, que fue algo que yo propuse. Yo reconozco cuando un rival está confiado”, puntualizó.

“He sido campeón con la U. Pero el título del Aurich fue en la madurez de mi carrera, ya con 35 años, con buenos dirigentes y con un buen grupo. No teníamos nada que envidiarle a Alianza Lima, dimos todo”, añadió.

Finalmente, consideró que la humildad fue lo más valioso de aquel equipo de Juan Aurich. “La soberbia es lo que te juega en contra. Lo acaba de sufrir Cristal este año, las finales son diferentes y se juega con una intensidad que no te debes guardar nada”, sentenció.

TE VA A INTERESAR