Edison Flores tuvo una infancia llena de necesidades [VIDEO y FOTOS]

Conoce un poco más de  Edison Flores, uno de los jugadores medulares en la selección peruana. 

Edison Flores
Edison Flores
Edison Flores

Esta historia no la vas a leer. La tienes que escuchar. Prepara las orejas y siente la melodía del progreso. A Edison Flores, los consejos de la vida no le entraron por un oído y le salieron por el otro. Los tomó, usó y se nutrió hasta convertirse en uno de los más regulares en la selección.

La Tercera Zona de Collique (Comas) lo vio nacer. Allí, donde las combis tienen un último paradero, empezó su amistad con la pelotita. En la cancha ‘Oruro’ de la Quinta Zona empezó a darle al balón.

“Antes era un barrio bravo, ahora es más tranquilo. He conocido gente peligrosa. Ellos me vieron jugar y me apoyaron. Si me veían muy tarde, me pedían que descanse porque iba a ser un buen futbolista. Existía una cancha llamada ‘La Chancadora’, había dos postes de luz en el centro y las forraban de colchones para que la gente choque y el golpe no sea tan fuerte. En esos campeonatos pegan más que en Primera división. Te meten ‘tabazos’ y los únicos que reclaman son los hinchas de tu cuadra, el árbitro no se hace problemas”, contó en una ocasión a Trome.

Edison Flores disfrutó concierto de Periko y Jessi León en hotel de la selección peruana

A los 10 años pasó una prueba en el complejo ‘Héctor Chumpitaz’. Superó a chicos de mayor edad. Palomilla, travieso, ingenioso, su e-mail no era otro que edison-elpapi. Pero el inicio no fue nada sencillo. “Mi casa era chiquita y dormíamos tres en una misma cama. Mi papá era zapatero y me arreglaba los chimpunes. Mi mamá inventó el tallarín con atún. Algunas personas me invitaban a sus equipos y me daban para mis pasajes y yo regresaba a casa a pie para aprovechar ese dinero. En el cerro, uno agarra un pedazo de madera o una piedra y está convencido de que es un carrito o barquito. Cuando la necesidad es fuerte, la imaginación crece”, comentó en otra oportunidad.

A los 12 años hizo promoción en su colegio ‘Perú-Holanda’ de Collique. El maestro de ceremonias dijo: “Con ustedes, Michael... de grande le gustaría ser futbolista o doctor... Aplausos para el futuro doctor...”. Aquel hombre se equivocó. Por esa época le decían: “¡Hey, ‘Pajarito’, pásala”. Después nació el apelativo de ‘Orejón’ y luego quedó el ‘Orejas’. Varios familiares lo querían ver en Alianza Lima, pero Universitario pagó mil dólares. Así empezó la historia con la crema.

5 de la mañana. El frío invierno de la capital acobarda a muchos. A esa hora salía de su casa con su papá en mototaxi. Luego viajaba en combi por la Panamericana Sur. Dos horas después llegaba a ‘Campo Mar-U’. Ahora cierra los ojos y recuerda su niñez en Collique. Abre los ojos y sonríe ante la cercanía de debutar en el estadio de Saransk ante Dinamarca, en Rusia. Él escuchó los consejos, esos que lo están llevando a meterse en la historia de un país.

Video: Declaraciones de Edison Flores tras el partido con Croacia

HOJA DE VIDA
NOMBRE: Edison Michael Flores Peralta

EDAD: 23 años

CLUB: Aalborg B.K. (Dinamarca)

POSICIÓN: Volante

ESTATURA: 1.70 metros

PESO: 72 kilos

VALOR DE SU PASE: 1 millón de euros

OTRO DEPORTE FAVORITO: El box

Ir a portada