Nick Kyrgios discutió con el juez de silla en la final de Wimbledon 2022. (Foto: EFE)
Nick Kyrgios discutió con el juez de silla en la final de Wimbledon 2022. (Foto: EFE)

Nick Kyrgios está disputando uno de los partidos más importantes de su carrera en la final de Wimbledon ante Novak Djokovic. Pese a lo trascendental de la cita, el australiano estuvo envuelto en una polémica por el ambiente que se vive en pleno partido y, partir de ello, se le vio discutiendo con el juez de silla Renaud Lichtenstein.

Cuando el oceánico estuvo al saque en el tercer set, desde el público se oyeron voces que, evidentemente, le desconcentraron. Enseguida, el tenista notificó lo ocurrido al árbitro francés y empezó un diálogo acalorado entre los dos. Luego, el galo indicó un ‘warning’ (aviso) para Nicholas por “obscenidad audible”.

Sin duda, una decisión que enojó aún más a Kyrgios. Pero ¿qué ocurrió sobre el césped? La página de Fox Sports de Australia realizó la transcripción completa del intercambie entre el jugador y la autoridad de la definición del tercer Grand Slam de la temporada. Es ahí en el que en oriundo de Canberra señaló a una persona en términos que el juez consideró debía ser sancionado.

“No debería depender de tu opinión. Ella me distrae cuando estoy sirviendo en una final de Wimbledon, cuando no hay una ocasión más grande. No me creíste. Lo hizo de nuevo y casi me cuesta el juego”, expresó un indignado Kyrgios. “Yo sí te creo”, replicó rápidamente Renaud Lichtenstein.

Entonces, tras oír ello, el australiano manifestó sobre la persona que le distrajo: “¿Pero por qué sigue aquí? Está completamente borracha en la primera fila hablando conmigo en medio de un juego. ¿Qué es aceptable?”, dijo. Acto seguido, el francés respondió por la acusación: “Nada es aceptable”.

Tras eso, Nick pidió que echen el escenario a esa persona y el árbitro pidió que especifique de quién se trata. Entonces, el deportista de 27 años la describió y las palabras que usó, aparentemente, le costaron el llamado de atención. “Es la del vestido con... la que parece haberse tomado unas 700 copas, hermano. Ella me habla todo el tiempo en el punto”, sentenció Kyrgios.