Francisco Maturana, extécnico de Colombia, recordó a Freddy Rincón. (Foto: AP/Composicón)
Francisco Maturana, extécnico de Colombia, recordó a Freddy Rincón. (Foto: AP/Composicón)

El último miércoles 13 de abril, Freddy Rincón falleció, tras permanecer internado en un centro médico a causa de un accidente de tránsito. La noticia generó un profundo pesar en Colombia y el mundo, lo cual se reflejó en los mensajes que enviaron distintas personalidades e instituciones. En ese sentido, Francisco Maturana se refirió a la partida del ‘Coloso’.

Durante una reciente entrevista, el exentrenador del combinado ‘Cafetero, recordó a su dirigido y tuvo emotivas palabras. “Cuando vengan los extraterrestres, encontrarán la historia del fútbol colombiano y seguramente ahí estará el nombre de Freddy Rincón”, manifestó el experimentado estratega.

Mucha gente seguramente va a conocerlo celebrando ese gol (ante Alemania en el Mundial Italia 1990), que es el más importante de nuestras memorias. No obstante, para llegar ahí, tuvo que trabajar mucho. En este deporte, tuvo que ir creciendo y encontró un escenario que lo hizo crecer más”, explicó Maturana.

De la misma forma, el ‘Pacho’ confesó que Freddy Rincón y los jugadores que dirigió en la selección colombiana son como su familia. “Algo me llamó la atención en estos días, en medio de mi dolor. Mis hijos me expresaron sus condolencias, porque entienden que estos muchachos, para mí, son como mis hijos”, agregó.

He aprendido a respetar las diferencias, ¿Cómo se hace eso? Conociéndolos, ellos también me conocieron a mí. Había un vis a vis, lo mejor de mí para cada uno de ellos y viceversa. Todos los días me siento muy orgulloso de los muchachos con los que trabajé”, sentenció Francisco Maturana.

Freddy Rincón fue homenajeado en su tierra natal

Los restos de Freddy Rincón fueron trasladados el último jueves a su natal Buenaventura, en el departamento de Valle del Cauca, para que sea despedido por los habitantes de la ciudad. El recibimiento fue impresionante, puesto que las personas abarrotaron las calles, y el último adiós se dio en el coliseo Renato Batalla.