ha recibido una de las peores noticias que un jugador ha podido recibir mientras estaba disputando un partido de fútbol. El volante de fue cambiando inexplicablemente a los 62 minutos, hasta que fuera de la cancha se enteró que la razón era que ladrones habían ingresado a su casa mientras su familiares estaban dentro.

Los hijos del jugador de PSG y la esposa se encontraban en la casa, mientras los ladrones habían ingresado a uno de los ambientes donde no se encontraba la familia. Fuentes de CNN hablaban de un posible secuestro de la familia del jugador argentino, pero después se descartó esta versión.

El ‘Fideo’ no entendía por qué el cambio y fue el propio Mauricio Pochettino, quien lo acompañó hasta el vestuario para explicarle lo que estaba pasando con su familia.

Tenemos la decepción por haber perdido tres puntos, pero el grupo estaba preocupado por cosas de las que probablemente ya están al corriente”, dijo el entrenador en rueda de prensa. “No es una excusa, pero hubo una bajada de energía inhabitual. Sí, hemos hablado con los jugadores, pero no de lo que pasó futbolísticamente”, agregó.

También vaciaron casa de Marquinhos

Otras de las victimas durante el partido fue el brasileño Marquinhos. Los delincuentes entraron en su vivienda y experimentaron un momento más que violento.

En el 2015 Ángel Di María sufrió un intento de robo en su hogar cuando era jugador del Manchester United, en esa ocasión también se encontraba su esposa e hijos, pero los asaltantes lograron escapar sin concretar el robo tras activarse la alarma de la casa. La familia abandonó el lugar y se mudaron a un hotel hasta que dejaron la ciudad.

TE PUEDE INTERESAR:

VIDEO RECOMENDADO